Uno de los astronautas que participó en la misión Apollo 8, el primer viaje tripulado alrededor de la Luna, conmemoró el lunes el 45to. aniversario de la hazaña con la lectura de versículos de la Biblia al lado de una pieza de la nave original.

James Lovell Jr. leyó del capítulo de Génesis, tal como lo hizo en la Nochebuena de 1968 a bordo del Apollo 8.

El capitán retirado y un grupo de alumnos de secundaria se turnaron leyendo las líneas bíblicas frente un módulo de esa misión que se exhibe en el Museo de Ciencias e Industria de Chicago. Lovell, piloto del módulo de comando y luego comandante del Apollo 13, dijo que los astronautas decidieron leer del Génesis porque es una parte de la Biblia que comparten las tres grandes religiones: el cristianismo, el judaísmo y el islam.

Según la NASA, millones de personas escucharon en vivo la transmisión hace 45 años.