Las inundaciones y deslizamientos de tierra causados por las fuertes lluvias han provocado la muerte de 20 personas y obligado a evacuar a más de 40.000 mil en el sureste de Brasil, informaron el lunes autoridades civiles de defensa.

Catorce personas murieron debido a las inundaciones y deslaves, informó el departamento de defensa civil del estado de Minas Gerais en su cibersitio. Alrededor de 700 tuvieron que refugiarse en edificios públicos o en casas de parientes o amigos.

En el estado vecino de Espirito Santo el departamento señaló que seis individuos murieron y cerca de 40.000 salieron de sus casas debido a los deslizamientos de tierra y el desbordamiento de ríos.