Ministros israelíes exigieron el domingo el fin del espionaje estadounidense en Israel tras las revelaciones de que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) interceptó mensajes de correo electrónico de oficinas de ex funcionarios israelíes de alto rango.

El ministro de Transporte, Yisrael Katz, dijo que presionará al gabinete israelí para exigir el cese del espionaje de Estados Unidos en Israel. El ministro de Vivienda, Uri Ariel, dijo a Radio Israel que espera que el gobierno estadounidense admita la transgresión.

También pidieron que Estados Unidos libere a un espía que fue sentenciado por proporcionar material confidencial a Israel.

Los documentos filtrados a los periódicos la semana pasada por el ex consultor de la NSA Edward Snowden revelaron que la agencia británica de inteligencia GCHQ colaboró con la NSA en el acceso a direcciones de correo electrónico pertenecientes a las oficinas de los entonces primer ministro y ministro de Defensa de Israel.

La oficina del premier israelí se negó a comentar al respecto.