Una estudiante de una escuela de secundaria de Denver que fue herida de bala en la cabeza por un compañero de clase falleció el sábado por la tarde, dijeron funcionarios del hospital y su familia.

Claire Davis, de 17 años, se hallaba en estado grave después de haber recibido un disparo a quemarropa el 13 de diciembre en Arapahoe High School.

"Es con el dolor de nuestro corazón que compartimos que a las 4:29 de la tarde falleció Claire Davis, junto a su familia", dijo en una declaración el Hospital Adventista Littleton.

"Pese a los mejores esfuerzos de nuestros médicos y enfermeras y al espíritu combativo de Claire, sus heridas eran demasiado graves y los tratamientos médicos más avanzados no impidieron esta trágica pérdida. La muerte de Claire es muy dolorosa para toda nuestra comunidad, nuestro personal y nuestras familias", agregó.

La familia Davis dijo en una declaración que está muy agradecida por los 17 años que pasó con su hija.

"La gracia, la risa y luz que nos trajo a este mundo no se extinguirán con su muerte; por el contrario, se harán más fuertes", destacaron en la declaración.

La familia dijo que apreciaba el caudal de apoyo que recibió de la comunidad y que agradecía los esfuerzos de las autoridades, funcionarios de la escuela y el personal médico.

La fecha para las exequias fúnebres en honor de la adolescente será anunciado después, dijo la declaración del hospital.

Karl Pierson, de 18 años, le disparó a Davis, quien estaba sentada con un amigo mientras Pierson --armado con una escopeta, municiones adheridas al cuerpo, bombas Molotov y un machete-- ingresaba a la escuela con dirección a la biblioteca. Al parecer la adolescente fue un objetivo al azar, dijo el alguacil del condado de Arapahoe, Grayson Robinson.

Se cree que Pierson tenía como objetivo a una bibliotecaria que lo había sancionado, pero Robinson dijo que el arsenal que llevaba Pierson daba a entender que Pierson deseaba hacer daño a muchos otros en la escuela, a 13 kilómetros (8 millas) de otra secundaria tristemente célebre por un tiroteo: la Columbine High School.

Pierson detonó uno de los artefactos incendiarios e hizo cinco disparos antes de suicidarse, apenas un minuto y 20 segundos después de haber ingresado a la escuela. El atacante sabía que un asistente del alguacil se acercaba, dijo Robinson en una conferencia de prensa.

La bibliotecaria escapó ilesa, dijo Robinson.