Napoli desperdició el sábado una oportunidad de alcanzar provisionalmente a la Roma en el segundo puesto de la Serie A, al conseguir apenas un empate 1-1 en Cagliari.

Napoli llegó desbordando confianza tras vencer al Inter por 4-2, pero fue el Cagliari el que comenzó con brío y tomó la punta a los nueve minutos.

Davide Astori despojó del balón al zaguero Christian Maggio y le soltó un pase al brasileño Nené, que remató a las redes. Nené pensó que había anotado previamente, pero recibió tarjeta amarilla por disparar tras el silbato.

El argentino Gonzalo Higuaín igualó 10 minutos más tarde para la visita con un penal luego que Astori le cometiese falta a Goran Pandev.

José María Callejón casi festeja un espectacular gol en volea a los 73 minutos, cuando el juez de línea anuló la jugada porque detectó que el balón había rozado ligeramente Pandev, que estaba en posición adelantada.

Napoli sigue tercero, pero pudiera encontrarse 10 puntos debajo del líder Juventus si el bicampeón reinante vence a Atalanta el domingo. Roma juega contra Catania y pudiera sacarle cinco puntos a Napoli con un triunfo.

Milan juega contra Inter en el derbi milanés.

A primera hora, Udinese venció 2-1 a Livorno en un duelo entre dos equipos que pasan por malos momentos.

El joven uruguayo Nico López, titular sorpresivo en el encuentro, abrió la cuenta por Udinese a los 11 minutos, tras arrebatarle el balón a Emerson y soltar un disparo raso desde la izquierda del área.

Luca Siligardi empató poco después de la media hora por Livorno, esquivando a Maurizio Domizzi rematando a puerta con un disparo al ángulo.

El francés Thomas Heaurtaux metió el tanto de la victoria a los 65.

El técnico de Udinese, Francesco Guidolin, había amenazado con renunciar la semana pasada.