Luis Suárez tuvo otra destellante actuación con Liverpool, al marcar un doblete el sábado en la victoria 3-1 sobre Cardiff que catapultó al equipo a la cima de la liga Premier.

Suárez tiene 10 goles en diciembre y 19 en 12 partidos esta temporada, en la que se perdió las cinco primeras fechas por una suspensión que arrastró desde la campaña pasada por morder a un oponente.

El artillero uruguayo fijó un récord de anotaciones para las 17 primeras fechas de la liga Premier -- incluso después de perderse las cinco primeras.

Manchester City quedó a un punto de Liverpool tras ganar 4-2 a Fulham. Ambos equipos pueden ser superados por Arsenal, si el equipo de Londres gana el lunes el derbi contra Chelsea, cuarto en la clasificación.

"No podemos pensar que ya lo logramos. No podemos bajar la guardia, hay que concentrarnos y pensar en el siguiente partido", comentó el técnico de Liverpool, Brendan Rodgers. "Estamos muy tranquilos. No nos vamos a dejar llevar por esto, estamos concentrados en mejorar el nivel de nuestro desempeño".

Manchester United se mantuvo fuera de los cuatro primeros puestos, en séptimo lugar, a pesar de vencer 3-1 a West Ham.

Newcastle sigue dos puntos por delante de United luego de su triunfo 3-0 sobre Crystal Palace. En los otros partidos de la jornada, Stoke trepó al décimo lugar con una victoria 2-1 sobre Aston Villa, el colero Sunderland empató 0-0 con Norwich, y West Bromwich Albion igualó 0-0 con Hull.

Hull fue el último equipo que le ganó a Liverpool, el 1 de diciembre, y los Reds han ganado sus cuatro compromisos desde entonces.

En esos cuatro encuentros, Liverpool anotó 17 goles, entre ellos 10 de Suárez, y permitió apenas tres.

El más reciente doblete de Suárez se produjo apenas un día después que renovó su contrato hasta 2018, un desenlace inesperado después que el uruguayo pidió una transferencia antes del comienzo de la temporada.

Suárez metió su primer gol a los 25 minutos, con una volea luego de un centro de Jordan Henderson, e hizo el segundo justo antes del entretiempo, en una excelente pared con Henderson en la que recibió la pelota con un taco y definió con comba y al ángulo.