Los Pacers respondieron como campeones al desafío del viernes.

Tras recibir dos duros golpes esta semana --cayendo en casa y sufriendo reveses en juegos consecutivos por primera vez en la temporada-- Indiana respondió con su partido más completo del año. Paul George terminó con 24 puntos y nueve rebotes, Lance Stephenson agregó 16 tantos y seis asistencias y la defensiva frenó por completo a Houston en un triunfo de 114-81.

"A este equipo no lo gusta perder", dijo el entrenador Frank Vogel. "Hablamos sobre jugar enloquecidos por cuatro periodos".

Al seguir el plan de Vogel, los Pacers continuaron mejorando un currículo de antemano sólido.

Mientras algunos tratan de minimizar el fuerte inicio de campaña de Indiana con el argumento de que juegan en una débil Conferencia del Este, los Pacers aún se aferran a la mejor foja de la conferencia (21-5) y ya han derrotado a tres de los mejores equipos de la Conferencia del Oeste -- Clippers, Spurs y ahora a los Rockets.

La manera en que Indiana ha estado ganando resulta impresionante.

Pese al mejor desempeño ofensivo de Dwight Howard --el pivote de Houston terminó con 19 puntos, 12 rebotes y cinco bloqueos de disparos-- Indiana logró maniatar a un ataque de Rockets que suele lucir potente. Houston (17-10) llegó al partido con el segundo mejor promedio en puntos y el tercero en porcentaje de tiros de campo.

Ni siquiera James Harden, el sexto mejor encestador de la liga, pudo lucir. Acertó sólo tres de 14 tiros de campo y aportó apenas 12 puntos, en su mayoría ante George. Fue un giro perturbador para Houston, que había ganado tres de sus últimos cinco juegos, había vencido a Chicago por 25 unidades en miércoles y trataba de mantener el ritmo de los líderes divisionales, Spurs de San Antonio.

"No tuvimos respuesta ante ellos. Jugaron mucho mejor que nosotros", dijo el entrenador Kevin McHale. "No nos movíamos, no atacábamos, nos pisaron los talones toda la noche".

Mientras que en Dallas, DeMar DeRozan dio muestras de aprecio por su ex compañero y mentor José Calderón antes de que Toronto jugara en casa de los Mavericks.

Luego, el pupilo superó al maestro en el duelo.

DeRozan anotó 15 puntos, incluyendo la canasta de la ventaja en un tiro incómodo mientras recibía una falta en tiempo extra el viernes, y los Raptors contrarrestaron la mayor cifra de puntos del español Calderón en la temporada para vencer a los Mavericks 109-108.

Toronto perdía 108-107 tras un triple de Calderón cuando DeRozan fingió prepararse para disparar y Brandan Wright y Shawn Marion saltaron. DeRozan disparó mientras era impactado y fue por los puntos finales con 1:11 minutos por jugar.

Kyle Lowry encabezó a seis jugadores con cifras de doble dígito en puntos con 20 unidades por los Raptors, que cayeron ante Charlotte en tiempo extra hace dos noches y tienen foja de 0-3 en tiempo extra esta campaña.

Calderón lideró el ataque de Dallas con 23 puntos, entre ellos 11 que se sumaron a tres de sus nueve asistencias en el último cuarto, y acertó 7 de 10 triples.

En el resto de la jornada, Filadelfia derrotó 121-120 a Brooklyn (en tiempo extra), Cleveland 114-111 a Milwaukee (en tiempo extra), Miami 122-103 a Sacramento, Atlanta 118-85 a Utah, Charlotte 116-106 a Detroit, Phoenix 103-99 a Denver, y L.A. Lakers 104-91 a Minnesota.