La minera estadounidense Drummond declaró el viernes su sorpresa por una multa de 3,6 millones de dólares impuesta por las autoridades ambientales debido a un derrame de carbón en enero en costas del caribe colombiano.

Indicó además que tendrá retrasos en cumplir una nueva norma para todas las mineras y por la cual a partir del próximo 1 de enero deberán cargar directo desde puertos a los barcos en que sale el carbón para la exportación.

El Ministerio de Ambiente ha dicho que no habrá prorrogas y que aplicará multas diarias, cuyo valor no ha especificado, en caso de que se incumpla ese plazo.

La multa de 6.965 millones de pesos (3,6 millones de dólares) aplicada a Drummond la víspera por el derrame de carbón "obviamente nos parece una multa elevada, de hecho como ustedes saben es en temas ambientales la más alta en la historia del país, por lo cual nos sorprende, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias bajo las cuales se produjo el derrame", dijo en declaraciones divulgadas por la televisora RCN el presidente de la empresa, José Miguel Linares, desde el puerto de la compañía en Ciénaga, en el norte del país y en las costas caribeñas colombianas.

Como la empresa aún no conoce el texto oficial de la penalidad, no ha fijado posición sobre si apelará la medida, un recurso que puede presentar en 10 días ante el mismo despacho ambiental, indicó Linares en declaraciones difundidas por su oficina en un correo electrónico. El ejecutivo agregó que aunque no quería desautorizar a la ministra del Ambiente, Luz Helena Sarmiento, desconocía el origen de informaciones en torno a que el derrame fue de unas 1.800 toneladas, cuando la empresa calcula que fueron entre 300 y 500 toneladas.

El Ministerio del Ambiente no sólo aplicó la multa sino además ordenó a la empresa, con sede en Alabama, en Estados Unidos, ocuparse en el plazo de un año de la limpieza de las playas de Santa Marta y recoger el carbón que quede en el fondo del mar.

En un comunicado divulgado en un correo electrónico, la empresa -que produce anualmente unas 25 millones de toneladas de carbón- además de lamentar el derrame, anticipó que recién en marzo de 2014 podrá concluir los trabajos de construcción del sistema de carga directo del puerto a los buques y que tales retrasos se deben a que los trabajadores de la compañía estuvieron 53 días en huelga a comienzos de año.

Tal paro en Drummond, la segunda productora y exportadora de carbón del país después de la multinacional Cerrejón, fue debido a reclamos de mejoras laborales.