El desempleo disminuyó o permaneció inalterado en todos los 50 estados de Estados Unidos en noviembre, indicio de que la situación laboral está mejorando a nivel nacional.

El Departamento del Trabajo informó el viernes que las empresas añadieron puestos de trabajo en 43 estados y los recortaron en sólo siete. California, Texas e Indiana tuvieron los mayores aumentos.

La disminución en las tasas de desempleo por estado se debe en parte a una robusta contratación a nivel nacional en los últimos cuatro meses. Las compañías estadounidenses añadieron en promedio 204.000 empleos entre agosto y noviembre, una mejoría sustancial comparado con la situación a comienzos de año.

La tasa de desocupación nacional disminuyó el mes pasado a 7%, un nivel que no se había visto desde hace cinco años.

Sin embargo, la menor tasa de desempleo se debe en parte a que mucha gente ha dejado de buscar trabajo, por lo que no son consideradas dentro de la cifra de los desempleados.

Por ejemplo, la tasa de desempleo en Carolina del Norte disminuyó a 7,4% en noviembre comparado con 8% en octubre, pero esa mejoría se debió porque mucha gente que no tenía empleo dejó de buscar. En realidad las empresas en Carolina del Norte eliminaron 6.500 puestos de trabajo el mes pasado.

Nevada y Rhode Island reportaron las más altas tasas de desempleo, con 9% cada uno. La de Nevada bajó en comparación con la de 9,3%, pues se crearon 9.500 puestos de trabajo. En Rhode Island se crearon 1.400 puestos de trabajo, con lo que la tasa de desempleo bajó en comparación con la de 9,2% el mes pasado.

Michigan e Illinois tuvieron las siguientes peores tasas de desempleo: 8,8% y 8,7% respectivamente.

La tasa de desempleo más baja está en Dakota del Norte, con 2,6%, seguida con Dakota del Sur con 3,6% y Nebraska con 3,7%.