La marihuana producida en Paraguay, de bajo precio, inundará el mercado uruguayo apenas se reglamente la ley que legalizó el consumo de ese estupefaciente, anticipó el viernes el jefe antidrogas paraguayo.

"Paraguay es el segundo productor de marihuana en América detrás de México y de acuerdo con nuestros datos, el tráfico de ella hacia Uruguay será muy difícil de combatir o detener por falta de infraestructura para el control por aire, agua y tierra", explicó Luis Rojas a The Associated Press.

Agregó que las plantas de marihuana "crecen rápidamente en la tierra fértil de los norteños departamentos de San Pedro, Canindeyú, Concepción y Amambay en donde, según nuestras investigaciones, existen más de cien grupos bien estructurados de traficantes".

Rojas recordó que hasta hace unos los brasileños eran "los dueños del negocio, pero hoy los paraguayos se adueñaron del tráfico. El precio está en Paraguay a 60 dólares por kilo pero nos dicen que en Uruguay se puede pagar hasta 300 dólares por kilo".

En Paraguay está prohibido el cultivo y el consumo mayor a dos gramos por persona, con receta médica y sólo para los adictos.