El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, fue hospitalizado el viernes para ser observado tras haberse sentido indispuesto durante la noche.

Los colaboradores del senador de Nevada emitieron una declaración, en que informaban que Reid se sintió indispuesto en la madrugada del viernes y fue al hospital.

Sus colaboradores indicaron que las pruebas que se le tomaron no revelaban nada malo, pero se quedó en el hospital bajo observación.

El senador demócrata Dick Durbin de Illinois abrió la sesión el viernes señalando que había hablado con Reid y el líder de la mayoría se siente bien.

Reid, de 74 años, sufrió un ligero ataque de apoplejía en el 2005.