El vicegobernador de Texas se pronunció por que una comisión del Senado estatal revise la sentencia dictada en un caso de homicidio imprudencial en el que un adolescente consiguió la libertad condicional tras matar a cuatro personas con su vehículo mientras conducía en estado de ebriedad.

David Dwhurst anunció el jueves que ponía en manos de la Comisión de Justicia Penal del Senado que estudie las sentencias emitidas en este tipo de casos. Como vicegobernador, Dewhurst preside el Senado del estado de Texas.

Dewhurst dijo que la conducción de vehículos en estado de ebriedad es un asunto personal: cuando él tenía tres años, su padre murió por culpa de un conductor borracho.

El vicegobernador hizo sus declaraciones en medio de la indignación que suscitó la sentencia dictada a Ethan Couch. El adolescente, de 16 años, fue condenado a 10 años de libertad condicional después de que se le señalara como el responsable de un accidente vial en junio en el que cuatro personas perdieron la vida y dos resultaron gravemente heridas en el norte de Texas.