Facebook y su presidente y director general, Mark Zuckerberg, están por vender un total combinado de 70 millones de acciones de clase A, mientras la compañía de redes sociales se prepara para sumarse al índice Standard & Poor's 500.

La oferta incluye más de 41 millones de acciones de Zuckerberg, quien también va a comprar acciones clase B, que poseen más peso de voto.

Las noticias provocaron un desplome inicial de más de 4% de la acción de Facebook antes del arranque oficial del mercado neoyorquino, pero el papel se recuperó un poco y bajaba menos de 1% a media sesión del jueves.

La compañía, con oficinas generales en Menlo Park, California, dijo el jueves que las acciones Clase A se ofrecerán principalmente a fondos cuyas carteras se basan ??en las acciones que están incluidas en el índice S&P 500.

Facebook se sumará a ese índice el viernes después del cierre de operaciones de Wall Street. El índice incluye empresas que tienen una capitalización de mercado de más de 4.000 millones de dólares y busca servir de termómetro de la economía de Estados Unidos.

Al precio del cierre del miércoles, de 55,57 dólares por acción, las ofertas anunciadas el jueves pondrían su valor total, sin contar los gastos, en aproximadamente 3.890 millones de dólares. La oferta de Zuckerberg, de 41,3 millones de acciones, le generaría cerca de 2.300 millones de dólares según el cierre del miércoles, sin contar gastos.

La compañía dijo que Zuckerberg utilizará la mayor parte de las ganancias de su venta de acciones Clase A para pagar impuestos en los que incurrirá al ejercer una opción para comprar 60 millones de acciones Clase B. Zuckerberg también usará parte de los ingresos para donaciones.

Fue la decisión de Zuckerberg de vender acciones lo que probablemente hizo que el precio del papel de Facebook bajara de precio el jueves.

El analista de Standard & Poors Scott Kessler señaló que la propiedad accionaria de Zuckerberg sólo ha disminuido "ligeramente" desde la oferta pública inicial de Facebook en mayo de 2012, y que la venta planeada "sólo reduciría mínimamente su participación y su poder de voto".

"No estamos preocupados por esta noticia", dijo Kessler en una nota a los inversionistas, reiterando que Standard & Poors mantuvo su calificación de "compra" sobre las acciones de Facebook.