Venezuela: Retiran inmunidad a diputado opositor

La Asamblea Nacional aprobó el martes por mayoría simple el allanamiento de la inmunidad del diputado opositor Richard Mardo, lo que abre el camino a las autoridades judiciales para investigarlo por presuntos hechos irregulares y debilita a la oposición dentro del parlamento.

La bancada oficialista, integrada por 98 diputados, aprobó el retiro de la inmunidad a Mardo en medio de protestas de los opositores, que rechazaron la acción por considerar que es violatoria de la Constitución porque se requerían las dos terceras partes del Congreso (110 votos) para aprobar la suspensión de la protección legal al congresista.

El presidente del Congreso, diputado oficialista Diosdado Cabello, anunció la aprobación de la acción contra Mardo asegurando que está ajustada a lo que prevé la Carta Magna y el reglamento interno de debates.

"Jamás y nunca aplican las dos terceras partes", dijo Cabello al rechazar, durante un discurso en la sesión, el argumento de la oposición, y sostuvo que lo que quieren es "defender la corrupción".

"Lo que está en juego no es el comportamiento de un diputado sino un delito... Hay diputados que quieren utilizar la inmunidad parlamentaria para los delitos", agregó.

El Tribunal Supremo de Justicia aprobó a mediados de mes una solicitud que realizó la Fiscalía General de antejuicio de mérito contra Mardo para retirarle la inmunidad y poderlo investigar por los presuntos delitos de "defraudación tributaria" y "legitimación de capitales".

La Constitución otorga inmunidad a los funcionarios electos por votación popular y establece que para poderlos someter a un proceso judicial el Tribunal Supremo de Justicia debe autorizar el retiro de la protección legal.

El texto constitucional estipula que la "separación temporal de un diputado o diputada sólo podrá acordarse por el voto de las dos terceras parte de los diputados y las diputadas presentes".

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, afirmó el martes que al concretarse el retiro de la inmunidad de Mardo, quien forma parte del partido Primero Justicia, daría inicio de inmediato a la investigación y sostuvo que el Ministerio Público presentó en el máximo tribunal "elementos que vinculan considerablemente al diputado con la presunta comisión de dos delitos".

De encontrar la Fiscalía méritos para imputar a Mardo y enjuiciarlo, el congresista debe dejar su cargo para ser asumido por su suplente y queda inhabilitado para ejercer cargos públicos, lo que le impediría optar a la alcaldía de la ciudad centro costera de Maracay en las elecciones del 8 de diciembre, tal como tenía previsto la oposición.

El bloque opositor cuenta con 67 diputados.

"Estoy tranquilo de conciencia", dijo Mardo al rechazar los señalamientos en su contra, y sostuvo que espera "demostrar con el tiempo a través de las instituciones de que nosotros nunca hemos cometido un delito".

"Señores que están en estos momentos en el poder no me voy a arrodillar. Si ustedes quieren violar la Constitución háganlo, ya lo han hecho varias veces", indicó el diputado durante un discurso que ofreció en la sesión.

Mardo negó que haya incurrido en corrupción alegando desde que fue electo diputado en el 2011 nunca ha manejado fondos públicos. El oficialismo ha señalado al político de haber recibido en 2009 donaciones de privados que nunca declaró y que fueron utilizadas para obras de los sectores pobres.

Jesús Loreto, abogado de Mardo, afirmó que las autoridades judiciales ni la Asamblea Nacional disponen de pruebas para imputarle algún delito al congresista opositor, y denunció que una de las fotocopias de los siete cheques que se utilizaron para abrir el proceso es un "documento forjado" que ya fue denunciado en la Fiscalía General.

El abogado dijo a The Associated Press en entrevista telefónica que la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) descartó en un reciente informe que el diputado haya incurrido en legitimación de capitales, y que el ente de administración tributaria no ha hecho ninguna notificación de que Mardo realizó alguna defraudación tributaria en el 2009 como sostiene la Fiscalía.

El proceso contra el opositor se inició en febrero pasado cuando Cabello lo señaló de cometer hechos irregulares. Durante una sesión el presidente de la Asamblea Nacional mostró las fotocopias de unos cheques de supuestas donaciones de privados que recibió Mardo en el 2009.

El presidente Nicolás Maduro en varias oportunidades ha hecho fuertes señalamientos por corrupción contra Mardo y el partido Primero Justicia, del cual forma parte el líder opositor Henrique Capriles. Maduro ha exigido públicamente a las autoridades judiciales investigar al diputado opositor.

Capriles dijo el martes en su programa de televisión por internet que el proceso contra Mardo busca afectar la unidad opositora y expresó que "por eso quieren acabar con un liderazgo fuerte que hemos construido juntos en el país, pero no lo van a lograr".

"Debemos seguir trabajando y aportando a esta lucha que nos mantiene de pie ante un régimen que pretende doblegarnos", agregó.

Carlos Raúl Hernández, analista político y columnista del diario local El Universal, consideró un "circo político" la acción que tomó el oficialismo contra el diputado opositor y dijo a la AP que aunque el gobierno "pretenda distraer la atención" de los graves problemas que enfrenta el país como la inflación desbocada y la creciente criminalidad, no lo podrá lograr.

Hernández indicó que a pesar de que el oficialismo tratará de desmoralizar a la oposición de cara a las elecciones regionales del 8 de diciembre, los cuestionamientos a la gestión de Maduro afectarán de manera importante a los candidatos del gobierno.

El consultor político Edgard Gutiérrez afirmó que ante el riesgo que representa para el oficialismo que la oposición pueda consolidarse como mayoría social y política "el gobierno parece apuntar a descabezar a figuras claves para seguir desnivelando aún más el terreno de las futuras competencias electorales".