Los dirigentes del deporte español reaccionaron con furia el jueves a una pesquisa de la Unión Europea a Real Madrid, Barcelona y otros cinco clubes de fútbol porque presuntamente recibieron ayuda estatal ilegal.

Miguel Cardenal, titular del Consejo Superior de Deportes, organismo rector del deporte español, dijo que la investigación perjudicaba gravemente el prestigio del fútbol español y cuestionó los motivos de la pesquisa.

"Se está hablando de que las ayudas de Estado son generalizadas en el fútbol español y que explica los grandes éxitos que han tenido nuestros clubes y eso es rotundamente falso", dijo Cardenal durante un desayuno con periodistas, en el que participó también el presidente del Real Madrid Florentino Pérez.

La UE abrió el miércoles una investigación para determinar si los siete clubes españoles obtuvieron una ventaja desleal con subsidios gubernamentales ilegales. Advirtió que podría ampliar su pesquisa para incluir las deudas tributarias de los clubes al gobierno español, que suman cientos de millones de euros.

El comisionado europeo de Competencia, Joaquín Almunia, dijo que los equipos deben funcionar mediante una sólida gestión financiera y no hacerlo "a costa del contribuyente".

Pero el presidente del Madrid consideró que hay otros motivos detrás de la investigación.

"Creo que hay una campaña contra el fútbol español", señaló el dirigente, quien afirmó que con las condiciones tributarias actuales, su club ha pagado 13 millones de euros más que si se hubiera acogido a otro esquema. Esa cifra equivale a unos 17,7 millones de dólares.

Además de Barcelona y Real Madrid, la pesquisa abarca a Valencia, Hércules, Elche, Athletic Bilbao y Osasuna.

El gobierno español, que tenía conocimiento de que se haría la investigación, ha dicho que no hay ningún proceder ilegal en cuanto a las ayudas concedidas a los clubes.

"A veces las pesquisas se abren y se cierran sin consecuencias", declaró el miércoles el ministro de Economía, Luis de Guindos.

La UE investiga cómo los clubes españoles y las autoridades locales manejaron asuntos fiscales como los colaterales para los préstamos, cesiones de terrenos o financiamiento para construcción.

La liga española es una de las más competitivas a nivel profesional en el mundo y cualquier decisión de la UE podría tener repercusiones profundas en su futuro.

La investigación podría durar varios meses y cualquier decisión adversa puede ser recurrida ante el máximo tribunal de la UE en Luxemburgo.

Numerosos conjuntos de la liga española sufren dificultades financieras. Alguna decisión que los obligue a ser rentables podría agudizarles sus problemas.