Un proyecto de ley que reduce la matrícula universitaria para miles de estudiantes nacidos en el extranjero que viven en Nueva Jersey sin autorización será sometido el jueves a una votación final.

Se espera que la Asamblea estatal apruebe el jueves la llamada Ley de Igualdad en la Matrícula, para entonces pasar a consideración del gobernador Chris Christie.

El gobernador, posible candidato presidencial en 2016, ha dicho que apoya el concepto de ofrecer a los estudiantes que fueron traídos de niños ilegalmente al país la misma matrícula que a los alumnos que residen en el estado. Pero Christie dijo que vetaría el proyecto de ley porque ofrece beneficios demasiado generosos.

Christie se opone a que estos alumnos reciban asistencia financiera y quiere cerrar una brecha que dice haría del estado un imán para los alumnos que viven sin autorización en otros estados.