El presidente venezolano Nicolás Maduro se manifestó el miércoles a favor aumentar el precio de la gasolina y anunció que abrirá un debate nacional sobre el tema, decisión que el gobierno realizará en el "momento oportuno" y sin apresurarse.

Durante un encuentro con gobernadores y alcaldes opositores en el palacio presidencial, Maduro instó a los venezolanos a abrir un debate nacional sobre el aumento de la gasolina y a definir una "medida justa" sobre el tema, y criticó el precio irrisorio al que se vende el producto.

"Hoy por hoy la gran mayoría de los venezolanos está de acuerdo sea una medida justa que no genere perturbaciones inflacionarias adicionales, que no afecte la vida de la gente. Vamos hacerlo de la mejor forma, un debate justo, esclarecimiento de posiciones y vayamos a cobrar los hidrocarburos internos", agregó.

El mandatario descartó que su gobierno vaya a tomar una medida apresurada sobre el tema o imponer un "paquetazo" económico, tal como sostienen opositores, e indicó que la decisión se tomará en un "momento oportuno" y de manera equilibrada.

"Ahorita estamos pagando porque se eche gasolina a la gente...no se está cobrando ese servicio. Primero vamos a cobrar", dijo Maduro al criticar el precio de gasolina que se comercia a cerca de un centavo de dólar por litro y es la más barata del mundo.

El gobernante indicó que es necesario "ir corrigiendo elementos que se nos han acumulado" tras más una década de congelación de precios de los combustibles, y planteó que se deben cobrar los hidrocarburos internos para el "beneficio económico y social del país". "Venezuela por ser país petrolero debe tener la ventaja, debe tener hidrocarburos a precios especiales en relación al mercado internacional. Creo que eso creo que estaríamos de acuerdo todos", acotó.

Maduro señaló que el gobierno está considerando un "plan de tres años de adecuación de los hidrocarburos internos". Agregó que como parte del debate nacional el gobierno pedirá propuestas sobre lo que se debe hacer con los recursos que generará el incremento de la gasolina.

El gobierno ha reconocido que la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) pierde anualmente 12.592 millones de dólares por la producción de la gasolina.

El ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, afirmó esta semana que el gobierno estaba considerando una propuesta de aumento al carburante que permita compensar los costos de producción que están alrededor de los 40 centavos de dólar.

Sobre las razones que han llevado al gobierno socialista de Maduro a considerar un aumento del combustible, Ramírez no ofreció comentarios, y solo dijo que "este subsidio no favorece al pueblo de ninguna manera".

Algunos analistas han señalado que el gobierno enfrenta un fuerte déficit fiscal generado por un creciente gasto público, y que el próximo año podría recurrir a una devaluación de la moneda o ajustes en el precio de la gasolina o el servicio eléctrico para mejorar las finanzas públicas.

En Venezuela se consumen cerca de 700.000 barriles diarios de combustible, de los cuales 43% se emplea para cubrir la demanda de las plantas termoeléctricas del país, precisó el ministro.

La gasolina es considerada un tema sensible en el país luego que en 1989 un incremento del combustible desató violentas protestas callejeras en Caracas, conocidas como el "Caracazo", en las que murieron varios centenares de personas. El último ajuste de la gasolina se dio en 1997. En 14 años de mandato, el fallecido presidente Hugo Chávez descartó incrementos al combustible.