Estrellas: MLS se prepara para enfrentar a la Roma

Michael Bradley inició su carrera en el fútbol profesional como un mediocampista de 18 años para un equipo que a la larga se convertiría en los Red Bulls de Nueva York de la MLS estadounidense.

Ahora tendrá una oportunidad de ver qué tan lejos ha llegado la liga.

Bradley se unirá a su colega Francesco Totti y al resto de la Roma de Italia para enfrentar a lo mejor de la MLS en el Juego de Estrellas anual de la liga que se disputará el miércoles por la noche en el Sporting Park.

Hijo del ex seleccionador estadounidense Bob Bradley, Michael Bradley ingresó en 2004 al equipo de la MLS conocido en ese entonces como los MetroStars. Participó en 30 partidos en dos temporadas antes de partir a Europa, donde ha estado en varios clubes, el último de ellos la Roma.

"No hay duda de que la liga (la MLS) sigue creciendo", señaló Bradley. "Echas un vistazo a la liga, ves los estadios que se están construyendo, ves los equipos que llegan y que tienen respaldo, aficionados como en Seattle, en Portland, y creo que eso es magnífico para la liga y excelente para nuestro país. Creo que la calidad sigue mejorando constantemente".

Probablemente no haya un mejor ejemplo de todos esos factores que Kansas City.

En sus primeros años el club se llamaba Wizards, pero después de que fue vendido a propietarios locales en 2006 se le sometió a una reorganización drástica que a la larga derivó en el Sporting KC.

En la actualidad, una franquicia que no había tenido mucho éxito en la mayor parte de una década --y que no podía atraer aficionados a los partidos en el estadio Arrowhead ni en un estadio de ligas menores de béisbol_, está vendiendo prácticamente todas las localidades de cada encuentro en el Sporting Park, la joya de 200 millones de dólares en Kansas City, un estadio diseñado exclusivamente para fútbol.

El hecho de que el Juego de Estrellas de este año fuera otorgado a la franquicia es un testimonio del éxito de los involucrados en el club, dijo el comisionado Don Garber a The Associated Press.

"Desde el principio tenían un plan de vincularse con la comunidad, de cambiarle el nombre al club con un toque internacional que está inmerso en la comunidad, y desde el comienzo querían construir estas instalaciones de vanguardia", afirmó Garber. "El Sporting Park es justo eso".

La Roma, uno de los equipos más prestigiosos del fútbol italiano, ha ganado tres títulos de la Serie A y cuenta con Totti, uno de los mejores jugadores de la historia, que a sus 36 años ha insinuado que podría retirarse el año próximo en momentos en que su contrato está por expirar.

"Para mí y mis compañeros de equipo, para la Roma, es la primera vez que jugamos un partido frente a un club como el de la MLS", afirmó Totti. "Estamos contentos de haber sido invitados a este encuentro y, desde luego, muy felices de ver a Michael jugar frente a algunos de sus buenos amigos".

Totti también encontrará rostros familiares.

Uno de los jugadores en la escuadra de la MLS es el francés Thierry Henry, delantero de los Red Bulls, que ayudó a Francia a llegar a la final del Mundial en 2006 cuando militaba en el Arsenal inglés. En esa ocasión la selección gala se topó con los azzurri de Totti y cayó 5-3 en una dramática definición en penales.

Estarán también muchos astros estadounidenses, incluidos un par del equipo anfitrión. Matt Besler, que ayudó a Estados Unidos a ganar la Copa de Oro el fin de semana, jugará junto a su colega Graham Zusi, que se ha convertido en titular.

El entrenador de la MLS será Peter Vermes, técnico del Sporting KC.

El equipo de la liga estadounidense ha obtenido siete triunfos, dos empates y sólo ha sucumbido una vez en Juegos de Estrellas desde que hace más de una década se adoptó el actual formato con un partido ante un rival internacional. Las dos derrotas fueron frente al Manchester United de la liga Premier inglesa.

El año pasado, la MLS venció al Chelsea.