Las autoridades de Seguridad Pública revelaron el miércoles que 1.070 salvadoreños han desaparecido en 2013, casi el doble de 2012, y sospechan que muchas de estas personas estarían muertas.

El director de la Policía Nacional Civil, Rigoberto Pleités, informó en una rueda de prensa que las autoridades de seguridad están "analizando concienzudamente" las cifras de desaparecidos y agregó que "posiblemente muchos de estos que están desaparecidos puede ser que hayan sido asesinados".

"Un dato que es de tomar en consideración es el de las personas desaparecidas, en el año 2012 tuvimos 545 casos y (en 2013) hemos pasado a 1.070", dijo Pleités.

Datos oficiales de Seguridad Pública indican que el 50% de los homicidios que se cometen en el país se atribuye a las pandillas y el 35% de las víctimas corresponde a miembros de esas estructuras criminales.

Las principales pandillas mantienen una tregua desde marzo de 2012, cuando se registraban 14 homicidios diarios, pero las autoridades de Seguridad Pública han revelado que grupos de las pandillas que no obedecen a los cabecillas, han comenzado a disputarse los territorios.

También se ha dicho que los pandilleros que nunca han dejado de cometer homicidios, desaparecían a sus víctimas a las que sepultan en fosas clandestinas.

Recientemente las autoridades descubrieron un cementerio clandestino de las pandillas en una zona rural al oeste del país donde han encontrado 28 cadáveres y se creen que hay más de 44.

El director del estatal Instituto de Medicina Legal, Miguel Fortín Magaña, dijo que la revelación de Pleités confirma que los pandilleros nunca han dejado de matar y que en muchos de los casos han desaparecidos a sus víctimas

El jefe de la policía informó que en el 2012 registraron 2.510 homicidios y que en el 2013 han contabilizado 2.391, 119 menos que en año anterior.

La Federación de Asociaciones de Cooperativas de Aprovisionamiento de Empresarios de Transportistas Salvadoreños, denunciaron que 33 empleados del transporte público fueron asesinados en 2013.