El ex gobernador del estado de México Arturo Montiel desacató una orden judicial que lo obligaba a llevar a sus tres hijos para encontrarse en México con su madre, que lleva dos años sin poder verlos, denunciaron el miércoles los abogados de la mujer franco-mexicana.

Maude Versini solicitó en octubre a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una medida cautelar que le dé acceso inmediato a los tres niños que tuvo con Montiel, alegando que no ha podido verlos debido a la influencia política que su ex esposo ejerce sobre el tribunal del estado de México que lleva adelante su reclamo por secuestro internacional de niños.

El actual presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, fue secretario de gobierno cuando Montiel gobernó el estado de México entre 1999 y 2005.

La Comisión puede otorgar medidas cautelares para solicitar a un Estado que prevenga daños irreparables a personas en situación de riesgo.

El abogado Jaime Aparicio dijo a The Associated Press que en lugar de llevar a los niños, Montiel envió a una abogada al centro de asistencia vigilada donde un tribunal había previsto una reunión familiar de dos horas el pasado lunes.

"Esto fue un agravante. Si había alguna duda sobre las violaciones de México a convenciones internacionales con este caso, quedaron disipadas", agregó. "La CIDH debe pronunciarse lo antes posible", agregó. El abogado indicó que Versini regresó la víspera a Francia.

En la oficina de Montiel en México dijeron a The Associated Press que consultarían para ver si más tarde se emitiría o no algún comentario.

Aparicio y Björn Arp, abogados de Versini, alegan que la restitución de menores víctimas de un secuestro internacional por uno de los padres es una obligación que deben cumplir los tribunales en un plazo breve, tal como lo establecen leyes nacionales y convenios internacionales suscritos por México.

Los juristas mencionaron la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Convención de la Haya sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, la Convención Interamericana de Belem de Pará para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer y la Declaración de los Derechos del Niño adoptada por la ONU en 1989.

Versini contrajo matrimonio con Montiel en México en 2002 y procreó a los mellizos Adrián y Sofía, actualmente de nueve años, y a Alexi, hoy de ocho.

La mujer relató durante una entrevista concedida recientemente a la AP que al divorciarse en 2007 obtuvo la custodia legal de los niños, con quienes se afincó en París.

Después de que viajaran a México a pasar la Navidad de 2011, Montiel no regresó los tres niños a Francia y la acusó de maltrato.

Versini dijo que un juzgado del distrito de Lerma ordenó en mayo de 2012 que los niños le fueran restituidos de inmediato, pero Montiel apeló la sentencia.

Dos meses más tarde un tribunal de circuito confirmó la sentencia inicial, la cual fue apelada por Montiel en agosto de 2012, y el expediente regresó a la misma jueza que había emitido el primer fallo, quien en septiembre decidió a favor de Montiel.

-----

Luis Alonso Lugo está en Twitter https://twitter.com/luisalonsolugo