Al menos cinco presuntos rebeldes de las FARC que actuaban en una zona fronteriza con Venezuela fueron abatidos en una operación de las fuerzas militares, indicó el Ejército el miércoles.

La operación fue realizada la víspera en una zona rural de Tame, en el departamento de Arauca y a unos 390 kilómetros al noreste de Bogotá, en la frontera con Venezuela, informó el Ejército en un comunicado divulgado en un correo electrónico.

Añadió que entre los fallecidos figuró Arnulfo Suárez, alias Alberto Guevara, de 47 años de edad, y jefe del Frente 28 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que es la unidad rebelde que actúa en esos departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare, en el oeste del país.

Suárez tenía pendientes órdenes de captura de la Fiscalía General por delitos como secuestro, extorsión, narcotráfico y rebelión, mientras se le atribuía la responsabilidad de un ataque en el que murieron 19 soldados en noviembre del 2002 en Casanare, añadió el Ejército.

Televisoras locales mostraron imágenes de militares descargando de helicópteros restos envueltos en bolsas blancas en la zona de Arauca.

De acuerdo con el Ministerio de Defensa, las fuerzas militares han dado muerte a más de 47 jefes y subjefes de frentes rebeldes por todo el país desde mediados del 2010 y hasta mediados de este año.

El Ejército mantiene que acciones como las realizadas contra el Frente 28 provocan inestabilidad en los mandos medios, "desorganización de la estructura, retroceso en el accionar delictivo", grupos no gubernamentales dedicados al estudio del conflicto armado interno como la Fundación Paz y Reconciliación indican que las FARC mantienen su tendencia de recuperación tras una gran ofensiva por parte del Estado en el 2008.

Las acciones bélicas siguen adelante en el país mientras en La Habana desde hace un año se realiza una negociación entre delegados del gobierno y de la guerrilla para poner fin al conflicto armado interno.