La policía de Estambul, que investiga un caso de corrupción y soborno enfocado en aliados del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, descubrió cajas de zapatos con 4,5 millones de dólares en efectivo en la casa de un ejecutivo de un banco estatal, informó el miércoles una agencia noticiosa turca.

Docenas de personas, incluso el director general del banco y los hijos de tres ministros importantes del gobierno, fueron detenidos el martes a fin de interrogarlos en allanamientos relativos a la investigación que amenaza conmover el gobierno de once años de Erdogan.

El viceprimer ministro Bulent Arinc dijo a la prensa que 51 personas eran interrogadas.

Muchos creen que la operación policial se debe a una brecha creciente entre el gobierno de Erdogan y un poderoso clérigo islámico moderado respaldado por Estados Unidos, Fetula Gulen, cuyos seguidores al parecer tienen fuerte influencia en la policía y el aparato judicial.

Los policías que allanaron el hogar del director general del Banco Halk, Suleyman Aslan, descubrieron las cajas con dinero en las estanterías de su biblioteca, reportó la agencia Dogan. Añadió que en una conversación telefónica grabada, la esposa de Aslan, que también fue detenida, dijo que "llegaron los verdes", supuestamente en referencia a los billetes de dólares. Arinc agregó que la esposa de Aslan fue puesta en libertad más tarde el martes y que ya no estaba en custodia policial.

Dogan, una fuente noticiosa confiable, atribuyó su informe a fuentes judiciales no identificadas. Un oficial de la policía nacional dijo que no podía confirmar inmediatamente la versión, mientras funcionarios del ministerio del interior se negaron a hablar sobre el tema. Arinc afirmó que no tenía información sobre el dinero y el Banco Halk dijo que la policía solicitó información relativa a su investigación pero que no tenía nada que agregar.

Los analistas dijeron que la investigación es el paso más reciente en una lucha de poder entre Gulen y el gobierno de Erdogan. El movimiento del clérigo apoyó durante largo tiempo al Partido de Justicia y Desarrollo de Erdogan, de base islámica, pero se ha distanciado del líder turco por sus planes de cerrar las escuelas privadas con exigencias de estudio específicas que son una fuente importante de ingresos para su grupo.

Arinc, el viceprimer ministro, justificó los antecedentes del gobierno en la lucha contra la corrupción y prometió que no impedirá la investigación.

"Creemos que nuestros amigos son inocentes", afirmó Arinc. "Pero esto no significa que serán protegidos si es que han estado involucrados en actividad delictiva".