Las autoridades electorales colombianas confirmaron la validez de más de 350.000 firmas de ciudadanos a favor de convocar un referéndum revocatorio del mandato del alcalde de Bogotá Gustavo Petro, sobre quien ya pende un fallo de destitución emanado de la Procuraduría General, se informó el miércoles.

Tras visitar la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la capital estadounidense, Petro dijo "estamos listos, vamos a lar urnas", cuando los periodistas le consultaron su opinión sobre la decisión anunciada por Registraduría Nacional, la máxima instancia para la realización de elecciones y consultas en Colombia.

"Podríamos interpelar esa decisión, pero no queremos. Queremos que la población vaya a las urnas. Es más importante la valía del voto popular que la de funcionario administrativo al que nadie eligió", agregó.

Carlos Ariel Sánchez, director de la Registraduría Nacional, hizo el anuncio sobre la validación de las firmas en conferencia de prensa.

La recolección de las firmas fue impulsada desde el año pasado por el representante a la Cámara Miguel Gómez, del oficialista Partido Social de Unidad Nacional o Partido de la U, que considera ineficiente al alcalde Petro.

Gómez explicó telefónicamente que para que la consulta sea válida se precisa que acudan a las urnas 1,2 millones de capitalinos y para que se revoque el mandato del alcalde al menos 620.000 votos a favor, o la mitad más uno.

Una vez que Petro sea informado oficialmente de la validación de las firmas, comenzará a correr un plazo de dos meses para llamar al referéndum, o aproximadamente en marzo, indicó Sánchez.

Sin embargo, esa consulta se cancelaría por carecer de sentido en caso de que la Procuraduría General confirme su fallo del 9 de diciembre y en el cual destituyó a Petro del cargo y le prohibió ejercer cargos públicos por 15 años, según explicó vía telefónica el representante Gómez. Igual criterio expresó el Registrador.

El alcalde, que apeló y presentó varios recursos en contra de la convocatoria al referéndum, se mantiene al frente de la capital colombiana hasta tanto se de esa confirmación de la Procuraduría, lo que se espera a comienzos del 2014.

El dictamen de la Procuraduría se dio después de que Petro cambiara por decreto, en diciembre del 2012, el sistema de recolección de basuras de la ciudad y que en concepto del procurador general, Alejando Ordóñez, violó normas sobre la libre empresa y competencia y generó un desorden en la ciudad.

Petro, un ex senador y ex guerrillero de 53 años, viajó a Washington la víspera para reunirse con miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a la que ha pedido dicte medidas cautelares para que el Estado colombiano no ejecute la decisión de destituirlo.

-----

Luis Alonso Lugo colaboró desde Washington y está en Twitter como www.twitter.com/luisalonsolugo