Un joven de 16 años fue capturado cuando se disponía a recoger un paquete con unos 2.500 dólares exigidos como extorsión a un comerciante por presuntos rebeldes de las FARC, indicó el miércoles la policía antisecuestro, al mostrar su preocupación por un aumento del número de menores vinculados a ese delito.

El muchacho, cuya identidad no puede ser revelada por ser menor de edad, fue capturado por agentes policiales la víspera en Neiva, capital del departamento de Huila, y a unos 240 kilómetros al suroeste de Bogotá, indicó el miércoles en conferencia de prensa el general Humberto Guatibonza, director de la policía antisecuestro y antiextorsión.

Algunos de los casos de extorsión en que participan jóvenes, indicó Guatibonza, los menores desconocen en que están involucrados, pero otros sí saben e incluso "ellos mismos se idean la forma y ellos mismos hacen las llamadas extorsivas y ellos cobran".

La cifra de menores vinculados a extorsiones "es preocupante", dijo. Sólo este año se han capturado 402 menores, 143 más que en el 2012. De ese total, al menos 91% correspondió a casos atribuidos a la delincuencia común y el resto a bandas organizadas y a las guerrillas, de acuerdo con los datos de la policía.

Guatibonza explicó que hace unos siete días un comerciante de Neiva les comunicó que recibía llamadas y mensajes de texto en su celular exigiéndole el pago de 20 millones de pesos (unos 10.300 dólares) o atentaría contra él o miembros de su familia.

Los mensajes eran de una persona que se identificada integrante de la Columna Teófilo Forero, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que actúa en Huila y el sureño departamento de Caquetá.

Con el asesoramiento de la policía, el comerciante, cuya identidad se mantiene en reserva por seguridad, se logró reducir el monto del pago de 20 millones a cinco millones de pesos (unos 2.500 dólares), grabar las conversaciones y darle seguimiento al joven que recogería el pago extorsivo, narró el oficial.

"Un guerrillero extorsiona a un comerciante de Neiva...y le hace una exigencia económica y para cobrarla engaña a un menor diciéndole que va a reclamar un paquete, cuando realmente está inmiscuido en un tema de extorsión", dijo el oficial.

Los padres del menor han dicho que no sabía lo que estaba haciendo, indicó el jefe policial. El joven fue enviado a un centro de reclusión y rehabilitación de menores, informó.