La Bolsa de Valores de Nueva York tuvo el miércoles una reacción rápida y fuerte a la decisión de la Reserva Federal de reducir su programa de estímulo: después de todo, no era tan malo.

El promedio industrial Dow Jones subió 292 puntos (casi 2 para ubicarse en 16.167,97; el Standard & Poor's 500 avanzó 29 unidades (2%) para quedar en 1.810,65 y el tecnológico Nasdaq ganó 46 unidades (1%) para quedar en 4.070,06.

La Fed votó por recortar en 10.000 millones de dólares mensuales su programa de recompra de bonos a partir de enero al considerar que la economía de Estados Unidos es lo bastante fuerte para reducir su programa de estímulo. El banco central se basó en lo que describió como un mercado laboral más fuerte y una economía que mejora.

Los inversionistas esperaban desde hace tiempo que la Fed redujera su programa en algún momento, pero creían que iba a suceder hasta el próximo año. A pesar de la sorpresa, los inversionistas vieron la decisión como una señal de que el mercado es lo suficientemente fuerte para seguir subiendo aunque tenga menos combustible del banco central.

"Los inversionistas deben ver esto como un voto de confianza para la economía", dijo Kristina Hooper, jefa de estrategias de inversión en

Allianz Global Investors

"La Fed creyó que el mercado podía manejarlo", opinó por su parte Art Steinmetz, presidente y jefe de inversiones en OppenheimerFunds.

A partir de enero, la Fed reducirá su programa de compra de bonos desde los actuales 85.000 millones de dólares a 75.000 millones al mes. Al comprar bonos y presionar los rendimientos, la Reserva mantuvo bajas las tasas de interés y fomentó el crédito.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se mantuvo en 2,88%.

No todo fueron buenas noticias. Ford se derrumbó 6% después de emitir un decepcionante panorama trienal de utilidades que quedó debajo de las expectativas de los inversionistas.

En tanto, el precio del petróleo de referencia para entrega en enero ganó 58 centavos y cerró en 97,80 dólares por barril en la Bolsa de Nueva York. En Londres, el crudo Brent, de referencia internacional, subió 1,19 dólares para concluir en 109,63 dólares por barril.

En otros mercados, el índice FTSE 100 de Gran Bretaña subió 0,1%, el DAX de Alemania ganó 1,1% y el CAC-40 de Francia avanzó 1%.