El ministro de Finanzas de Brasil metió reversa a los planes para posiblemente aplazar la implementación de una nueva ley que pide a las automotrices instalar bolsas de aire frontales y sistemas antibloqueo de frenos en todos los vehículos nuevos, de acuerdo con reportes noticiosos.

El portal de noticias G1 informó el martes que Guido Mantega dijo que la nueva ley entrará en vigor el próximo año como estaba planeado.

La semana pasada, el funcionario dijo que el gobierno estaba estudiando aplazar la implementación "uno o dos años" ante las preocupaciones de que las nuevas medidas de seguridad puedan elevar el costo de los vehículos en Brasil.

Defensores de la seguridad vehicular lamentaron la idea y dijeron que en este aspecto, los coches brasileños están décadas atrás de aquellos que se producen para los consumidores en Estados Unidos y Europa.

Una investigación de The Associated Press de este año encontró que la tasa de muertes en Brasil en accidentes de vehículos de pasajeros cuadruplica la de Estados Unidos.