El Chelsea encajó un gol en las postrimerías del tiempo regular y otro cuando agonizaba la prórroga, para caer el martes 2-1 ante el Sunderland en los cuartos de final de la Copa de Liga, mientras que el Manchester City avanzó a las semifinales gracias a un par de tantos del bosnio Edin Dzeko frente al Leicester.

El volante surcoreano Ki Sung-yueng anotó el tanto del triunfo del Sunderland cuando restaban dos minutos del alargue en el Stadium of Light, después de que el Chelsea había recibido el tanto del empate a los 88 minutos, por parte del italiano Fabio Borini, para que se hicieran necesarios los 30 minutos adicionales.

"En el fútbol hay que anotar goles y ganar partidos; no basta ser el mejor equipo sobre la cancha", dijo el técnico portugués del Chelsea, José Mourinho, cuyo equipo desperdició numerosas oportunidades después de ponerse en ventaja.

Frank Lampard abrió el marcador por el Chelsea con un tiro a boca de gol a los 46 minutos. Fue necesaria la tecnología para determinar que el balón había rebasado la línea de meta.

Al igual que el Chelsea, el City dio descanso a algunos de sus principales jugadores. Pero los "Citizens" sí consiguieron el triunfo por 3-1 contra el Leicester de la segunda división.

Los tantos de Dzeko se sumaron al que había anotado el serbio Aleksandar Kolarov.

"Ésta es una competencia importante", destacó el técnico chileno del City Manuel Pellegrini. "Es relevante ganar cada partido que juegas, y llegar a la final en Wembley sería maravilloso para nuestros seguidores".

La mala noticia para el City fue que el zaguero argentino Pablo Zabaleta abandonó la cancha renqueando en el primer tiempo. Se sujetaba el muslo derecho.

El otro lateral derecho del City, Micah Richards, está ya fuera de combate por lesión, y el club perdió el fin de semana a su delantero estelar, el argentino Sergio Agüero. En la jornada, el City confirmó que el "Kun" Agüero podría perderse hasta ocho semanas de acción.

Los encuentros de cuartos de final continúan este miércoles, con Tottenham-West Ham y Stoke-Manchester United.