La Organización de las Naciones Unidas denunció el martes que los países del mundo dirijan sus políticas migratorias de forma unilateral lo que conduce, según el organismo, a una falta de cohesión y de monitoreo de violaciones a los derechos humanos de los inmigrantes.

La ONU señaló a través de un comunicado emitido con motivo del Día Internacional de los Migrantes que hay "reticencia" a convertir al organismo internacional en un foro central para discutir políticas migratorias. El Día Internacional de los Migrantes se celebra el miércoles.

"Los países continúan intentando controlar la inmigración en base a políticas unilaterales o bilaterales primordialmente y esto genera una falta de coherencia entre gobernanzas globales, regionales y nacionales y un alejamiento a los esquemas de la ONU", señaló ese organismo.

Destacó que los Estados prestan atención, en cambio, a las conclusiones de foros globales informales que carecen de un "enfoque fuerte en los derechos humanos".

La ONU pidió que los países consideren elementos como la descriminalización de la inmigración ilegal y el desarrollo de alternativas a la detención de inmigrantes en situación irregular en sus políticas migratorias.