Los salarios crecieron menos, continuó la informalidad laboral y la cantidad de jóvenes desocupados en las urbes fue mayor que en zonas rurales, son algunas de las conclusiones del Panorama Laboral en Latinoamérica presentado el martes por la Organización Internacional del Trabajo.

El informe señaló que los sueldos de los latinoamericanos en 2013 sólo crecieron entre 1% y 2,6% debido a la pérdida del "dinamismo económico" regional.

"El crecimiento económico pierde fuerza. En 2013 registra un aumento moderado de 2,7%. El pronóstico para 2014 es de una mejoría leve de 3,1% en un escenario de incertidumbre de la economía internacional", dijo la investigación.

Según el estudio la informalidad laboral alcanza a 130 millones de latinoamericanos compuestos en su mayoría por trabajadores independientes, de pequeñas empresas, de servicio doméstico y quienes laboran para un familiar.

"De cada 10 trabajadores latinoamericanos y caribeños, al menos 3 no tienen acceso a ningún tipo de cobertura de protección social", indicó.

A su vez, 14,8 millones de hombres y mujeres buscaron trabajo sin conseguirlo en 2013.

El estudio halló que las tasas de desempleo fueron más bajas en las áreas rurales en comparación con las urbes.

De acuerdo son la investigación, los jóvenes son la cara frecuente de la desocupación en las ciudades latinoamericanas.

"El desaliento y la frustración sin duda contribuyen a que unos 22 millones de jóvenes no estudien ni trabajen. No es casual que en diversas ciudades sean los jóvenes quienes encabezan protestas cuestionando el sistema", afirmó.

La OIT, cuya oficina regional se encuentra en Lima, realiza este informe anualmente desde hace dos décadas.