La editorial sueca de la serie Millennium, que incluye "Los hombres que no amaban a las mujeres", anunció el martes que contrató a un autor para que escriba una continuación a la trilogía de Stieg Larsson, quien murió en 2004.

Norstedts dijo que firmó un contrato con David Lagercrantz, el autor de "I am Zlatan", una biografía sobre Zlatan Ibrahimovic, capitán de la selección sueca de fútbol, para que escriba una nueva novela sobre el periodista Mikael Blomqvist y la ciberpirata Lisbeth Salander que publicaría en agosto de 2015.

La trilogía de Larsson sobre el lado más obscuro de Suecia, incluyendo asesinatos misteriosos, escándalos por tráfico sexual y una unidad del gobierno secreta, ha sido un éxito internacional con más de 75 millones de libros vendidos en 50 países.

La directora de publicaciones en Norstedts, Eva Gedin, dijo a The Associated Press que el nuevo libro será una obra original que no incluirá nada de la cuarta novela de la serie, que Larsson comenzó a escribir pero no había terminado cuando murió a los 50 años.

"Obviamente se desarrollará a partir de los libros anteriores", dijo. "Blomqvist y Salander estarán presentes al igual que muchos de los otros personajes".

Gedin dijo que la decisión de continuar la serie se tomó tras consideraciones cuidadosas y una larga negociación con el padre y el hermano de Larsson, Erland y Joakim Larsson, quienes poseen los derechos sobre su obra.

Lagercrantz dijo que al principio se sintió escéptico ante la idea de escribir un cuarto libro en la serie, pero que cambió de idea cuando leyó las novelas de Larsson.

"Sentí que esos personajes, Blomqvist y Salander, merecían una vida más larga", dijo a The Associated Press.

El autor no quiso revelar nada de la trama, pero dijo: "En los tiempos en los que vivimos, en los que somos vigilados por las autoridades estadounidenses como la NSA, se necesita una hacker como Lisbeth Salander".

"La veremos de nuevo en todo su complejo esplendor", agregó.

La pareja de Larsson, Eva Gabrielsson, quien ha estado en una disputa legal con Erland y Joakim por los derechos sobre la trilogía, dijo al diario Aftonbladet que le parece "de muy mal gusto" tratar de hacer más dinero de algo que ya es tan exitoso. "Creo que es codicia, ya es una industria multimillonaria", señaló, según reportes.

Gabrielsson y Larsson fueron pareja por más de 30 años pero nunca se casaron. Larsson no dejó un testamento, así que su hermano y su padre heredaron los derechos sobre su obra.

Desde la muerte de Larsson, el lugar donde se encuentra el manuscrito inconcluso de su cuarto libro es un misterio. Gabrielsson dijo al principio que lo tenía en una laptop, pero después dijo que no lo tiene y que no quiere que se publique ningún otro libro de la serie Millennium.