El presidente Barack Obama discutió el martes los problemas del cibersitio del sistema federal de salud, la vigilancia del gobierno y otros asuntos con directivos de empresas líderes del sector tecnológico, entre ellas Google, Twitter y Apple.

La reunión se centró en cómo reparar la página de internet del gobierno para la nueva ley de gastos médicos, HealthCare.gov, así como en la reforma de la tecnología informática oficial, dijo la Casa Blanca. Se habló también de los programas de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional, que han enfrentado duras acusaciones.

Algunas de las empresas presentes, como Yahoo, Microsoft y Facebook, han exhortado a Obama a limitar los programas de espionaje desde que se reveló la magnitud de la información que recolecta el gobierno a través de sus sistemas. Varias compañías están introduciendo tecnología de codificación para proteger los datos de los usuarios de los espías, tanto del gobierno como de otros sectores.

La Casa Blanca dijo tras la reunión que Obama tuvo la oportunidad de escuchar directamente a los ejecutivos, y que él y sus colaboradores estudian decenas de recomendaciones sobre los programas de vigilancia del gobierno que hizo un grupo de trabajo especial la semana pasada, en momentos en que la presidencia afina los últimos detalles de su propia revisión interna de estos programas. Se espera que el proceso concluya en enero.

"El presidente dejó clara su convicción en un internet abierto, libre e innovador, y escuchó las preocupaciones y las recomendaciones del grupo, y dejó claro que tendremos en cuenta sus aportaciones, así como las de otros actores externos a medida que concluimos nuestra revisión", dijo la Casa Blanca.

En un comunicado posterior, emitido por la Casa Blanca, las empresas de tecnología dijeron que apreciaban la oportunidad de compartir sus preocupaciones con Obama. Lo instaron a "moverse agresivamente" en busca de reformas.

A la reunión asistieron también los directores generales de Netflix, Comcast, LinkedIn, Etsy y AT&T.