Son tercos, temerarios y se sienten acorralados. Activistas y periodistas de Sochi, que llevan años denunciando el lado oscuro de los Juegos Olímpicos de Invierno en los que tanto ha invertido Vladimir Putin, están pagando caro su arrojo.

En los últimos meses, algunos han sido detenidos y juzgados. A otros se les ha prohibido ir a la playa. A escasos dos meses de los juegos, las autoridades están apretando las tuercas a estos hombres y mujeres que se niegan a suspender sus denuncias de lo que presentan como la destrucción del medio ambiente y de un estilo de vida.

En un informe reciente, la organización Human Rights Watch dijo que consideraba a las autoridades locales directamente responsables de una campaña de hostigamiento de esos activistas. Otras agrupaciones defensoras de los derechos humanos lamentaron los antecedentes de Rusia en el terreno de los derechos humanos por años, pero hay quienes dicen que las tácticas que se están empleando en Sochi son extremas incluso en un país con algunos patrones autoritarios.

"Las autoridades de la región de Krasnodar hostigan a los ambientalistas y otros activistas que osan criticarlos en el contexto de la preparación de los Juegos Olímpicos de Sochi", afirmó Yulia Gorbunova, investigadora de Human Rights Watch. A medida que se acercan los juegos, sostuvo, "la presión aumenta".

Anna Minkova, portavoz del gobierno de Krasnodar, dijo que las autoridades "no están al tanto de las instancias de hostigamiento de activistas civiles" que le mencionó The Associated Press. Agregó que las actividades de las fuerzas policiales no están bajo la jurisdicción de la administración regional. Las fuerzas policiales locales, que responden a organismos nacionales, desistieron de responder a las preguntas de la AP sobre la represión de los activistas, acompañadas de casos específicos.

Aquí algunos de los activistas y periodistas a la vanguardia de la campaña de denuncias de corrupción y de daños al medio ambiente asociados con los Juegos de Invierno, cuyo costo es de 51.000 millones de dólares.