Estados Unidos proporcionará ayuda a las fuerzas de seguridad de Filipinas por valor de 40 millones de dólares en parte para ayudar al país a proteger sus aguas territoriales en medio de tensiones crecientes con Beijing provocadas por disputas en el Mar de la China Meridional, dijo el martes el secretario de Estado norteamericano John Kerry, al tiempo que exhortó a todas las partes a "reducir la intensidad".

El dinero, que proviene de un programa estadounidense llamado Fondo Contingente para la Seguridad Global, será usado a lo largo de tres años para mejorar la seguridad marítima a cargo de la Guardia Costera y elevar la capacidad antiterrorista de la policía nacional en las islas del sur, donde Washington respalda una campaña contra milicianos vinculados con al-Qaida.

La nueva ayuda complementará un paquete de ayuda por 32,5 millones de dólares que Kerry anunció el lunes en Vietnak para ayudar a las naciones del sureste asiático a proteger sus aguas territoriales. Unos 18 millones de dólares de esa suma irán a la compra de cinco patrullas para la Guardia Costera vietnamita.

Vietnam y Filipinas mantienen disputas con China en torno a territorios en el Mar de la China Meridional y les preocupa la actitud de Beijing desde su declaración unilateral de una zona de defensa aérea sobre el Mar de la China del Este. La zona ha provocado un aumento drástico de la tensión entre China y Japón.

"Estados Unidos no reconoce esa zona y no la acepta", dijo Kerry en conferencia de prensa con el secretario de Relaciones Exteriores filipino Albert del Rosario. "La zona no se debe aplicar y China debe abstenerse de tomar medidas unilaterales similares en otros lugares de la región, en particular el Mar de la China Meridional".

Funcionarios chinos han insinuado que podría declararse una zona similar sobre el Mar de la China Meridional.

Del Rosario dijo que "China, al hacer esto, trata efectivamente de transformar una zona aérea en su propio espacio aéreo nacional, y creemos que esto podría conducir a restringir la libertad de vuelo, en términos de aviación civil, y también comprometer la seguridad de las naciones afectadas".

Si China crea una zona de defensa aérea en el Mar de la China Meridional, "eso será un problema para nosotros", dijo del Rosario.

Kerry dijo que Estados Unidos tomará partido por sus amigos en el Pacífico asiático.

"Estados Unidos se opone enérgicamente al uso de la intimidación, coerción o agresión para formular reclamos territoriales y yo le aseguré al secretario del Exterior que Estados Unidos mantiene su compromiso firme con la seguridad de las Filipinas y de la región", afirmó.