Funcionarios federales informan que un individuo nacido en Estados Unidos y alto jefe de un cártel de las drogas que fue arrestado en México y extraditado, ha sido sentenciado a 30 años de prisión.

La fiscal federal Laura Duffy dijo que Armando Villareal Heredia, del cártel de las drogas de Fernando Sánchez Arellano fue sentenciado el lunes tras declararse culpable en septiembre a cargos federales de drogas y confabulación para delinquir.

Heredia era considerado el principal acusado en el juicio contra 43 miembros del cártel. Cuarenta acusados se han declarado culpables y admitido haber cometido asesinatos, robos, asaltos, lavado de dinero y tráfico de drogas.

Conocido como "El Gordo", Heredia fue arrestado por autoridades mexicanas en 2011 a solicitud de Estados Unidos y fue extraditado en 2012.

Duffy calificó el enjuiciamiento de un "gran golpe a la organización de Fernando Sánchez Arellano".