Los salvadoreños que residen en Estados Unidos enviaron a su país 311,0 millones de dólares en noviembre, una cifra superior en 11,7 millones a la del mismo mes de 2012, informó el lunes el Banco Central de Reserva.

En el período de enero a noviembre de 2013 ingresaron 3.574,6 millones de dólares por remesas, 52,1 millones de dólares más y que muestra un crecimiento de 1,5% en comparación con el mismo período de 2012.

El Banco señaló que el promedio mensual de remesas recibido durante los primeros nueve meses del año fue de 325,0 millones de dólares; es decir, 4,7 millones más que el promedio observado durante el mismo período en 2012.

De las remesas recibidas en los once primeros meses del año, el sistema bancario recaudó 2.180,0 millones de dólares, equivalente a 61%. El resto fue llevado por familiares que visitaron El Salvador y por los gestores de encomiendas.

El informe del Banco señaló que "la economía estadounidense tiene especial influencia en las remesas familiares que recibe El Salvador particularmente por el comportamiento de la creación de empleo y de la tasa de desempleo hispano".

Agrega que entre enero y noviembre de este año, en Estados Unidos se han creado 2,1 millones de empleos. En cuanto a la tasa de desempleo global y la hispana registraron reducciones de 0,3 y 0,4 puntos porcentuales con respecto a la registrada en el mes de octubre, ubicándose en 7,0% y 8,7% respectivamente.

Las remesas familiares procedentes de Estados Unidos son fundamentales para la economía salvadoreña. Durante 2012, las remesas sumaron 3.910,9 millones de dólares, superando en 262,1 millones a lo ingresado en el mismo periodo de 2011, un crecimiento de 7,2%, según el informe oficial.

Unos 2,5 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos, de acuerdo con cálculos oficiales. Actualmente hay unos 208.000 amparados al Tratado de Protección Temporal, que les permite residir y trabajar en ese país.