El gobierno acordó la ampliación del sistema de venta de divisas a través de las subastas para permitir que los sectores turístico y aurífero y las inversiones petroleras puedan negociar sus dólares con ese mecanismo y utilizar como referencia la tasa de cambio del SICAD, que está muy por encima de la paridad oficial de 6,30 bolívares por dólar.

El ministro de Petróleo y vicepresidente del área económica, Rafael Ramírez, anunció el lunes en conferencia de prensa que el gobierno decidió fortalecer el Sistema Complementario para la Adquisición de Divisas (SICAD) para que se convierta en "un mecanismo alternativo que va a ir transitando hacia un mecanismo definitivo para el control".

El gobierno permitirá que las divisas generadas por el turismo, las operaciones de compra de oro que se realizan ante el Banco Central de Venezuela, y las inversiones petroleras de sector privado y de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) puedan negociarse a la "tasa referencial" de las subastas de dólares, que actualmente ronda los 12 bolívares por dólar, dijo Ramírez Esta medida le permitirá al gobierno disponer de más divisas para alimentar el SICAD y tratar de calmar la fuerte demanda de dólares.

El ministro negó que esta decisión pueda representar una devaluación aunque implicará la creación formal de una nueva tasa de cambio que funcionará de forma simultánea a la tasa oficial de 6,30 bolívares y la paridad del mercado paralelo que actualmente supera en más de diez veces el tipo de cambio oficial.

"Devaluación es que yo dijera que la tasa oficial ahora es tal. No es lo que está sucediendo", dijo Ramírez al descartar la devaluación, y precisó que el SICAD solo cubre 10% de las divisas que requiere el mercado venezolano.

Para el próximo año se han estimado inversiones petroleras por 6.000 millones de dólares.

El ministro expresó que el mecanismo de subastas de dólares "muy probablemente se vaya a ampliar" para que puedan entrar "otras necesidades", que no precisó.

Agregó que las operaciones de áreas claves como salud, alimentos, medicinas y bienes de capital se continuarán realizando al tipo de cambio de 6,30 bolívares por dólar que provee la estatal Comisión de Administración de Divisas (Cadivi). El último ajuste cambiario se realizó en febrero pasado cuando se llevó la tasa de cambio de 4,30 a 6,30 bolívares por dólar.

El gobierno ha estimado que para el próximo año se dispondrá de un presupuesto de 30.000 millones de dólares, muy similar al de este año, para cubrir las importaciones de los sectores prioritarios que se atienden por Cadivi desde hace una década, precisó el ministro.

Al hablar sobre el futuro de Cadivi, Ramírez admitió que ese mecanismo, que está vigente desde el 2003 cuando comenzó el control de cambio, "ha sido superado como un mecanismo de asignación de divisas, ha sido perforado por sectores que han actuado al margen de la ley".

"Eventualmente Cadivi va a dar paso a otro mecanismo y otra estructura para la asignación de divisas", agregó.

Sin precisar cuál será el futuro de las asignaciones de divisas para los viajeros, que se efectúan actualmente al tipo de cambio oficial de 6,30 bolívares por dólar, el ministro dijo que se debe abrir un debate de ideas sobre el tema, e inquirió "¿se justifica gastar 6.0000 millones de dólares para que todo el mundo viaje? ¿Quién dijo que eso debería ser un beneficio social".

El gobierno activó el sistema de subastas de dólares en marzo pasado, pero no fue hasta julio cuando el mecanismo comenzó a aplicar se manera regular.

Las autoridades han realizado hasta la fecha 12 subastas de dólares por casi 800 millones de dólares, y se prevé que para el próximo año se venderán por el SICAD unos 5.000 millones de dólares.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro se ha impuesto como objetivo para el 2014 el "derrotar" y "desaparecer" el tipo de cambio del mercado paralelo que está teniendo una "alta incidencia" en la inflación, dijo Ramírez.

El ex gerente de investigaciones del Banco Central, José Guerra, dijo a la AP en entrevista telefónica que la decisión del gobierno de permitir a sectores como el petrolero la venta de divisas en el SICAD permitirá a las autoridades financieras disponer de más dólares para vender en las subastas lo que podría aliviar la fuerte demanda de divisas y bajar las presiones en el mercado paralelo. Guerra indicó que la incorporación del sector petrolero al SICAD representará un estímulo importante a las inversiones en esa área que se han rezagado en los últimos meses.

En los últimos doce meses los precios han aumentado 54,3%, lo que ubica a Venezuela como el país como la mayor tasa de inflación de la región por séptimo año consecutivo a pesar de tener control de precios y de cambio desde el 2013.