La mayoría de los estadounidenses no espera otro año de alzas en la bolsa de valores, de acuerdo con un nuevo sondeo realizado por Associated Press-GfK.

Cuarenta por ciento de los encuestados dijeron que piensan que el mercado se estabilizará en su nivel actual hasta finales del 2014, y 39% predijeron que va a bajar, pero no se va a desplomar. Solamente 14% piensa que el mercado va a subir y 5% que se va a desplomar.

El índice Standard & Poor's 500 ha subido 24,5%, hasta los 1.775 puntos en el 2013, lo que apunta a ser su mejor año en un decenio.

El alza ha sido alimentada por buenas ganancias corporativas, una recuperación lenta, pero firme en la economía estadounidense y el estímulo de la Reserva Federal.

Quizás por lo lento de la recuperación, solamente la mitad del público en general notó el sólido rendimiento del mercado, de acuerdo con la encuesta. Los inversionistas están más conscientes del auge ya que 73% dijeron que el mercado mejoró.

William Leyser, un maquinista retirado de 74 años residente en Las Vegas, dice que piensa que el mercado pudiera caer hasta 10% el año próximo. Leyser ha sacado parte de su dinero de acciones este año y lo ha colocado en bonos.

"Me preocupa que vaya a haber una gran corrección", dice Layser, que invierte en fondos mutualistas. "Cuando sube, siempre baja un poco".

El sondeo muestra además que los individuos se sienten menos optimistas en general sobre el panorama del mercado que muchos inversionistas profesionales.

Aunque pocos estrategas de mercado esperan que las acciones sigan subiendo al mismo ritmo, muchos piensan que extenderán sus ganancias, aunque a un ritmo más lento. Bank of America Merrill Lynch pronostica que el S&P 500 finalizará el año próximo en 2.000 puntos, aproximadamente 13% por encima de su nivel actual. Wells Fargo Advisors dice que el índice pudiera llegar a 1.900, un aumento de 7%.

Las acciones se han disparado desde el desplome provocado por la crisis financiera y el inicio de la recesión de 2008-2009, elevando el S&P 500 162% desde su punto más bajo, en marzo del 2009. Pese a eso, el sondeo indica que muchos estadounidenses siguen nerviosos sobre la compra y retención de acciones.

Setenta y un por ciento de los encuestados consideran que invertir en el mercado de valores es "generalmente riesgoso", comparado con 27% que dicen que es "generalmente seguro".

La percepción de las acciones como una inversión riesgosa ha disminuido desde inicios del año, cuando 75% de los encuestados dijeron que era "generalmente riesgoso" y 18% que era "generalmente seguro".

La encuesta AP-GfK fue levantada entre el 5 y el 9 de diciembre del 2013, se consultó a 1,367 adultos con un margen de error de más/menos 3,5 puntos de porcentaje.