Al menos cuatro heridos dejó un incendio en un ducto de gas en una comunidad al norte de la ciudad de México, donde decenas de habitantes fueron evacuados, informaron las autoridades.

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) informó en un comunicado que el incendio el lunes fue provocado por una toma clandestina en un ducto de 24 pulgadas en la municipalidad de Acolman, en el Estado de México y al noreste de la capital del país.

La compañía señaló que se suspendió el bombeo de gas y ahora sólo se espera que se consuma el combustible para que el fuego se apague, aunque aseguró que no representa riesgo para la población.

Oscar Rebollo, funcionario de Protección Civil de Acolman, dijo a The Associated Press que tres adultos y un menor resultaron lesionados con quemaduras cuando su casa se vio afectada por las llamas. Comentó que no tenía detalles sobre su estado de salud.

Añadió que decenas de personas que viven en las inmediaciones del lugar de la fuga fueron evacuadas de manera precautoria.

Rebollo dijo que de la toma clandestina comenzó a fugarse el gas por la zona y en un momento hubo un punto de ignición -aún no determinado- que provocó el incendio la madrugada del lunes.

Pemex ha detectado cada año más de 1.000 tomas clandestinas en sus ductos. Varios de esos intentos de robo de hidrocarburo provocan incendios.

La compañía estatal señaló que presentará una denuncia ante autoridades federales para que investigue el caso y a los responsables.