Los temores de que la recuperación en los 17 países de la eurozona ha perdido vapor se aliviaron parcialmente el lunes después que una encuesta mostró que la opinión de las empresas en la región mejoró por primera vez en tres meses a pesar de la renovada debilidad de la economía francesa.

El índice mensual de los gerentes de compra de la eurozona, sobre la base de cifras de la firma de información financiera Markit, aumentó a 52,1 en diciembre, de 51,7 en noviembre. Cualquier cifra por encima de 50 indica crecimiento económico.

El alza sigue a dos declinaciones y llevó el índice muy cerca de su cota máxima en 27 meses, fijada en septiembre.

Chris Williamson, jefe de economistas de Markit, dijo que el aumento del lunes es un "gran alivio y coloca la recuperación en el camino correcto". El alza, agregó, significa que durante el último trimestre del año, las empresas se beneficiaron de su crecimiento más fuerte desde la primera mitad de 2011, poco antes de que la eurozona regresara a su recesión más prolongada.

La economía de la eurozona ha crecido en los últimos dos trimestres, pero la recuperación no ha sido espectacular: en el tercer trimestre sólo creció 0,1% en comparación con el trimestre anterior, que corresponde a una tasa anualizada de alrededor de 0,4%, mucho menos que el 3,6% en Estados Unidos.