Jamaal Charles se aseguró desde el comienzo de que el partido en que los Chiefs podían amarrar su invitación a la postemporada se convirtiera en una fiesta.

Charles empató el domingo una marca de la franquicia con cinco touchdowns en un partido, Alex Smith lanzó cinco pases para anotación, y Kansas City vencieron por 56-31 a los Raiders de Oakland para asegurar al menos un boleto de comodín a los playoffs.

"Una buena parte de este equipo depende de mí", dijo el corredor. "Cuando estoy saludable, esta ofensiva puede lograr mucho y este equipo también".

Los Chiefs (11-3) se convirtieron en el cuarto equipo que logra avanzar a los playoffs un año después de haber perdido al menos 14 juegos.

"Siempre es bueno ser parte de una recuperación como ésta", dijo Smith. "Estos jugadores han trabajado duro y merecen todo el crédito. Es muy especial ser parte de esto".

Kansas City está empatado con Denver en el liderato del Oeste de la Conferencia Americana, pero necesita ayuda para ganar la división porque los Broncos lo barrieron en su serie de la temporada.

Charles ganó 215 yardas, y los Chiefs lograron otra marca, al ser el equipo que más puntos le hizo a los Raiders en un encuentro en toda su historia.

Matt McGloin sufrió cuatro intercepciones y un balón suelto compartiendo tiempo en la cancha con Terrelle Pryor. Oakland (4-10) perdió por cuarta ocasión seguida.

También el domingo, un intento de remontada de Tom Brady fracasó esta vez, y los Dolphins de Miami apuntalaron sus esperanzas de avanzar a la postemporada al imponerse sorpresivamente 24-20 a los Patriots de Nueva Inglaterra, líderes del Este de la Conferencia Americana.

Brady envió un pase en cuarta oportunidad, pero éste fue interceptado por el safety reservista Michael Thomas en las diagonales con dos segundos por jugarse, lo que selló la victoria de Miami.

"No hicimos un buen trabajo cerca de la zona de anotación y yo no pude terminar las jugadas", dijo Brady.

Los Patriots habían logrado remontadas en la segunda mitad para ganar sus últimos tres compromisos, y Brady los hizo avanzar desde su propia yarda 20 con 1:15 minuto restante, hasta la 14 de Miami.

Sin embargo, el quarterback estelar lanzó tres pases incompletos en forma consecutiva antes de que Thomas amarrara el tercer triunfo en fila de los Dolphins (8-6), que mejoraron a una foja de 5-2 desde que el tackle Jonathan Martin abandonó el plantel en medio de un escándalo de presunto hostigamiento por parte de un compañero.

Miami rompió una racha de siete derrotas en fila ante los Patriots (10-4).

En la Conferencia Nacional, los Seahawks no se dejan sorprender por nadie.

Marshawn Lynch anotó en un acarreo de dos yardas y la defensa de Seattle interceptó cinco envíos de Eli Manning en un partido en que los Seahawks dominaron completamente a los Giants de Nueva York y los vencieron por 23-0.

Los Seahawks (12-2) han logrado seis victorias como visitantes, su mejor marca en la historia. Tienen a la mano el campeonato de la División Oeste de la Conferencia Nacional y se acercan a su mejor récord en la NFL, que alcanzaron en 2005 cuando finalizaron 13-3 y se enfrentaron a Pittsburgh en el Super Bowl.

El Super Bowl de esta campaña se jugará en el estadio MetLife, casa de los Giants. Los Seahawks, a menos que sufran un colapso en los dos últimos encuentros, que jugarán en casa, donde están invictos, serán favoritos para representar a la Conferencia Nacional en ese encuentro, primero que se jugará en un estadio descubierto en una ciudad donde los inviernos son inclementes.

¿Y la División Este de la Nacional? Ahí continuó la lucha por determinar quién es el equipo menos malo.

Además de los Giants, los otros tres integrantes de la división cayeron: los Eagles de Filadelfia por 48-30 frente a los Vikings de Minnesota; los Cowboys de Dallas por 37-36 contra los Packers de Green Bay, y los Redskins de Washington por 27-26 ante los Falcons de Atlanta.

Los Eagles vieron cortada una racha de cinco victorias al hilo. Se mantuvieron como líderes, pero su caída ante los débiles Vikings puso en duda la recuperación que habían mostrado.

Y cuando los Cowboys parecían alcanzar a Filadelfia, con una ventaja de 23 puntos sobre los Packers, se dejaron remontar.

En otros encuentros, los 49ers de San Francisco doblegaron 33-14 a los Buccaneers de Tampa Bay, para lograr su cuarto triunfo seguido; los Bears de Chicago, en el primer partido de Jay Cutler como su mariscal de campo desde el 10 de noviembre, vencieron 38-31 a los Browns de Cleveland; los Cardinals de Arizona superaron 37-34 a los Titans de Tennessee pese a dilapidar una ventaja de 17 puntos, y los Rams de San Luis derrotaron sorpresivamente 27-16 a los Saints de Nueva Orleáns.

Además, los Colts de Indianápolis aplastaron 25-3 a los Texans de Houston; los Bills de Búfalo se impusieron 27-20 a los Jaguars de Jacksonville; los Jets derrotaron 30-20 a los Panthers de Carolina, y los Steelers de Pittsburgh vencieron 30-20 a los Bengals de Cincinnati.