China alabó su misión lunar en calidad de éxito después el vehículo que alunizó como el todoterreno que llevaba se tomaron fotos el uno al otro, informaron los medios oficiales.

El vehículo de seis ruedas se movió a un punto unos 9 metros al norte de la nave madre el domingo por la noche, hora de China, y se tomaron fotos durante un minuto, reportó la agencia oficial de noticias Xinhua. Las imágenes a color transmitidas a la Tierra mostraron la bandera china sobre el todoterreno Yutu (Conejo de Jade), que lleva el nombre de una criatura mitológica.

El presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang estaban en el Centro de Control Aeroespacial de Beijing y escucharon al jefe del programa lunar, Ma Xingrui, declarar exitosa la misión de la Chang'e 3, reportó Xinhua.

En mensaje de felicitaciones, el Comité Central del Partido Comunista, el Consejo de Estado y la Comisión Militar Central alabaron la misión calificándola de un "hito" en el desarrollo del programa espacial, una "nueva gloria" en las exploraciones chinas y la "destacada contribución" del país al uso pacífico del espacio, agregó Xinhua.

La Chang'e 3 aterrizó en una zona relativamente plana de la Luna conocida como Bahía de los Arcoíris el sábado por la noche, el primer aterrizaje de una sonda espacial en la superficie lunar en casi cuatro decenios. China es el tercer país en lograrlo después de la Unión Soviética y Estados Unidos.

La nave madre y el todoterreno comienzan ahora labores separadas de explicación científica. El todoterreno, también llamado rover, de 140 kilos (300 libras) explorará la estructura geológica y la superficie de la Luna en busca de recursos naturales durante tres meses a una velocidad de 200 metros por hora. El vehículo madre realizará estudios científicos durante un año en el lugar del alunizaje.

Xinhua dijo que los dos tendrán más oportunidades de tomarse fotos en diferentes ángulos en los próximos días.

La misión de la Chang'e 3 lleva el nombre de una diosa china de la Luna, y el Conejo de Jade es la mascota de la diosa.

El programa espacial de China, respaldado por sus fuerzas armadas, ha logrado un avance metódico en relativamente poco tiempo, aunque todavía está muy por detrás de Estados Unidos y Rusia en tecnología y experiencia.