El argentino Mauro Boselli, Juan Ignacio González y Edwin Hernández aportaron sendos goles para que León conquistara el título del torneo Apertura mexicano al vencer el domingo 3-1 al América, que no pudo coronar con un bicampeonato un año tan meritorio que lo llevó incluso a ser base de la selección nacional.

León se impuso 5-1 en el marcador global, luego de cosechar el jueves una victoria por 2-0 en casa.

Boselli abrió el marcador a los 12 minutos, González anotó otro tanto a los 51 y Hernández selló la cuenta a los 72 para los "Esmeraldas", que lograron el sexto título de su historia, primero desde 1992.

Con sus seis campeonatos, León se coloca como uno de los equipos más laureados del país, sólo superado por Pumas (7), Cruz Azul (8), Toluca (10), así como Chivas y América (11).

León pasó 10 años en segunda división hasta el verano pasado. Con su triunfo, se une a Pachuca (1999) y Tijuana (2012) como los equipos que más rápido se coronaron luego de conseguir el ascenso.

"Estoy feliz con estos jugadores, me han dado una gran alegría, pero todo fue gracias a la humildad y al sacrificio", dijo el entrenador uruguayo del León Gustavo Matosas, quien el verano del año pasado logró regresar al equipo al máximo circuito. "Muchos de estos jugadores vienen del ascenso, lucharon por un sueño que tenían de ser campeones y hoy lo consiguieron. Resalto el coraje porque no es fácil ganarle aquí al América".

González cometió un autogol a los 43 para el único tanto del América, que fracasó en su intento de remontar la desventaja y no pudo conseguir su 12do cetro y segundo consecutivo.

Las Águilas, que fueron líderes generales, querían ser el primer bicampeón en México desde que Pumas lo consiguió en 2004. Ahora el equipo entrará a una nueva era porque su entrenador Miguel Herrera los dirigió por última ocasión e irá a la selección mexicana para el Mundial de Brasil 2014.

Ante el naufragio que amenazaba a la selección mexicana, que no consiguió su boleto directo al Mundial en la eliminatoria de la CONCACAF, Herrera fue nombrado técnico interino para disputar el repechaje contra Nueva Zelanda. Utilizó como base a muchos jugadores del América, que en ese momento brillaba en la liga, y consiguió el pasaje.

Pero los americanistas no pudieron ser bicampeones, un honor que sólo los Pumas han conseguido en los torneos cortos, que comenzaron en 1996.

"Desafortunadamente no se consiguió el objetivo, así es el fútbol, de repente no te toca", dijo Herrera en rueda de prensa. "Nos vamos tristes y en deuda con la afición que hizo un gran trabajo y nos apoyó con todo".

El argentino Antonio Mohamed se perfila como su relevo a partir del Clausura 2014. Pese a su condición del "Tri", Herrera no se guardó las críticas para el arbitraje de la final contra León. El árbitro expulsó al estratega durante el partido.

"Fue una gran final con dos equipos que salimos a entregarnos, con llegadas, que tuvo a la gente a la orilla de la butaca, pero lo que se queda atrás y que no mejora es el arbitraje, que sigue en la mediocridad", comentó Herrera. "El León no tiene la culpa, hizo un gran trabajo, fue certero y nosotros no, pero de que el arbitraje fue tendencioso lo fue".

América salió con las revoluciones a tope buscando ponerse rápido en el marcador y por poco lo consigue a los ocho minutos, cuando Luis Ángel Mendoza realizó un recorte dentro del área y sacó un disparo que se estrelló en la base del poste derecho del León.

Las Águilas tuvieron una más a los 12, cuando el ecuatoriano Narciso Mina se encontró solo de frente a la portería pero conectó un remate de cabeza con muy poca fuerza.

En la siguiente jugada, Carlos Peña le filtró un buen pase a Boselli, quien por el costado derecho del área sacó un disparo raso y colocado que superó el lance del portero Moisés Muñoz.

Con la desventaja de tres goles en el global, el entrenador de América, Miguel Herrera, fue más agresivo y modificó su parado para ser más ofensivo. La apuesta funcionó porque las Águilas tuvieron oportunidades con un disparo del argentino Rubens Sambueza a los 26 y con un remate de Mina a los 37 antes del gol de la igualada.

Sambueza tomó la pelota por el costado derecho y mandó un centro del corazón del área, donde Juan Ignacio González intentó rechazar pero desvió la pelota hacia su propia portería, dejando sin oportunidad al portero William Yarbrough.

Al inicio del segundo tiempo, América tuvo otra gran oportunidad cuando Raúl Jiménez entró al área y de frente a la portería no pudo definir porque Yarbrough mandó la pelota a tiro de esquina.

Poco después, León le daría rumbo definitivo a la final en una jugada de tiro de esquina en la que González aprovechó la mala marcación de Francisco "Maza" Rodríguez y conectó un remate de cabeza que dejó sin oportunidad a Muñoz.

América se quedó con 10 a los 54, cuando Rodríguez derribó por detrás al delantero uruguayo Matías Britos y el árbitro Roberto García Orozco decretó la expulsión.

Las Águilas tuvieron una llegada más a los 57, con un disparo de Mendoza que fue desviado a tiro de esquina por Yarbrough y a los 66 Mina tuvo una más que no supo definir.

Hernández acabó con cualquier esperanza de regreso del América al anotar con tiro potente dentro del área que dejó sin posibilidad de reaccionar a Muñoz.