El programa de los cuatro años de gobierno de Bachelet requiere 15.000 millones de dólares para concretarse, y se centra en la disminución de la gigantesca desigualdad entre ricos y pobres, en una reforma constitucional y tributaria, y en la inclusión de las minorías discriminadas y abusadas:

--Propone una reforma tributaria que aportará 8.200 millones de dólares, tres puntos del Producto Interno Bruto, que financiarán cambios drásticos en el sistema educacional. Se elevará gradualmente la tasa del impuesto a las empresas de 20 al 25% en cuatro años. Los dueños de las empresas deberán tributar por la totalidad de las utilidades, no sólo por las retiradas.

--Se aumentarán los impuestos a los alcoholes, basados en su graduación, y subirán los gravámenes a los cigarrillos basados en la cantidad y no en el precio.

--El estado garantizará el ejercicio del derecho a una educación de calidad, fortaleciendo la educación pública. La reforma en su conjunto implicará un mayor gasto público permanente de entre 1,5 y 2 puntos del Producto Interno Bruto. Se avanzará gradualmente en la gratuidad universal del nivel universitario en un plazo de seis años, y se prohibirá el lucro en los establecimientos que reciban aportes estatales. Estos cambios se financiarán con la reforma tributaria.

--Plantea cambios a la Constitución heredada de la dictadura militar (1973-1990) en que se reconozca la igualdad ante la ley, se sancione la violencia de género, y la discriminación arbitraria por razones de sexo, origen étnico, opinión, orientación sexual, se respete a los pueblos indígenas, se establezca la presunción de inocencia. Se propone una Constitución laica y pluralista que garantice la libertad de conciencia.

--Dentro de los cambios, da rango constitucional a la igualdad de derechos y obligaciones entre hombres y mujeres frente a las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, y se garantiza el derecho a la participación política y social en la vida nacional.

--Postula cambiar el actual sistema electoral binominal por uno representativo.

--Dice que la nueva Constitución deberá elaborarse en un proceso democrático, institucional y participativo. No hace alusión explícita a una Asamblea Constituyente, y sí a la aprobación en el parlamento de reformas que aseguren la participación ciudadana.

--Postula la creación de entre 600.000 y 650.000 empleos en los próximos cuatro años, un crecimiento económico de 4% el 2014 y de 5% cerca del 2016.

--Respecto a la política energética, a corto plazo propone proveer abastecimiento de gas a centrales de ciclo combinado, incluyendo compra de grandes volúmenes para obtener mejores precios de Gas Natural Licuado, para "reducir la potencial escasez de energía en el período 2016-2018".

--Aumentará la productividad sostenidamente, elevando la inversión en ciencia, tecnología e innovación.

--La política fiscal comprometerá gastos permanentes asociados a ingresos permanentes.

--Velará por un tipo de cambio real competitivo para las exportaciones y por ayudar a mantener una inflación controlada.

--También se capitalizará Codelco, la gigante estatal del cobre, para que desarrolle sus proyectos estructurales, para evitar una caída en su producción.