Una fuga masiva en la que estarían implicados más de 50 presos se produjo el domingo en la capital ecuatoriana luego que un grupo de detenidos aprovechara la hora de visitas familiares para salir de un centro de detención provisional, informaron la policía y el ministerio de Justicia.

Un fuerte operativo policial se realiza en las zonas aledañas del centro penitenciario para recapturar a los fugitivos que, según testimonios, salieron corriendo hacia un populoso mercado en el cual se confundieron con los clientes. Otros son buscados en una barranca cercana, así como en sus domicilios.

Un conteo preliminar estableció que 56 presos fugaron, informó el ministerio de Justicia en su cuenta de Twitter.

Lady Zúñiga, presidenta del Consejo de Rehabilitación Social, declaró a la AP que hasta el momento 32 personas han sido recapturadas, de las cuales 20 ya se ha confirmado que estaban en el grupo de prófugos. La cifra podría variar a medida que continúe el proceso de verificación.

La fuga se produjo en el bloque correspondiente al centro de detención provisional y no en la cárcel, aclaró la funcionaria, por lo que los fugitivos "no son personas de peligrosidad" sino que permanecen detenidos por violaciones a las normas de tránsito y por incumplimiento en el pago de pensiones alimenticias.

Hubo una "falta de protocolo" de los guardias penitenciarios, explicó Zúñiga, pues "resulta extraño que de 24 guías, cinco de ellos no hayan acudido a trabajar". Según las investigaciones preliminares se "podría asumir que estaba ya planificado" el hecho, agregó, por lo cual no descartó "un boicot" de los guardias tras las últimas denuncias del ministro de Justicia interino José Serrano.

Días atrás, se dispuso la separación de sus puestos de varios de ellos por maltrato a los presos tras la difusión de videos que mostraban la agresión.

Por su parte, la policía, a través de su cuenta de Twitter, señaló que "miembros de todos los servicios policiales trabajan intensamente para recapturar" a los fugitivos, mientras la Fiscalía General inició las investigaciones. El operativo no ha generado enfrentamientos violentos.

La víspera, el presidente Rafael Correa indicó que para el primer trimestre del próximo año se prevé el inicio de operaciones del Centro de Rehabilitación de la Sierra Centro Norte, que contará con infraestructura tecnológica de vanguardia y al cual se trasladará a los reos de la cárcel de Quito.

El nuevo centro estará ubicado en la provincia de Cotopaxi, 95 kilómetros al sur de la capital.