El internacional uruguayo Luis Suárez siguió perforando redes con un doblete el domingo para que Liverpool goleara a Tottenham Hotspur 5-0 y alcanzara a Chelsea en el segundo puesto de la Liga Premier a dos puntos de Arsenal.

En los otros encuentros, Manchester derrotó el domingo a Aston Villa por 3-0 para poner fin a una racha de cuatro partidos sin triunfos, y Norwich empató 1-1 con Swansea.

Liverpool aplastó a un rival con diez hombres. Suárez aumentó su cuenta personal a ocho goles en tres partidos y contribuyó con los otros tres en su primer partido como capitán del equipo.

Suárez embocó el primer gol a los 17 minutos y Jordan Henderson agregó otro justo antes del cierre del primer tiempo.

Toda esperanza del Tottenham se frustró cuando Paulinho fue expulsado a los 63 minutos por clavar su botín en las costillas de Suárez.

El mismo Suárez hizo un pase de gol a Jon Flanagan, anotó el cuarto y habilitó a Raheem Sterling para redondear la goleada.

Por su parte, United ganó con dos goles de Danny Welbeck y uno de Tom Cleverley.

La victoria alivió la presión sobre el técnico Davis Moyes sobre todo después que Welbeck anotó a los 15 y 18 minutos para poner en temprana ventaja al United.

"Fue una buena actuación general del equipo", dijo el goleador a Sky sports. "Los buenos goleadores la meten y es allí donde quiero jugar, pero estoy feliz de hacerlo en el equipo ya sea a la derecha o la izquierda".

En un excelente desempeño, Cleverley anotó su primer tanto de la temporada a los 52 para redondear el marcador.

El triunfo eleva al United al octavo lugar, a diez puntos del líder Arsenal.

Villa Park es una de las canchas más propicias para United, que está invicto en ella desde 1995.

Vllia no pudo contener la velocidad y ritmo de los visitantes.

Antonio Valencia fue una pesadilla para el defensor Antonio Luna, y a los 15 minutos Rafael se desprendió para enviar un centro que el adolescente Adnan Januzaj conectó perfectamente de cabeza superando al arquero Brad Guzan; la pelota rebotó en el poste y Welbeck entró como una tromba para rematar y abrir el marcador.

Tres minutos después Valencia habilitó a Welbeck y este entró entre dos defensores para volver a marcar.

El delantero de la selección inglesa dirigió el ataque mientras Robin van Persie está lesionado y Wayne Rooney no las tiene todas consigo.

Más tarde Cleverley cerró la cuenta y comentó a Sky Sports que "cuando uno juega de volante piensa que cabe anotar algunos goles. Creo que jugué bastante bien. Quiero empezar a repuntar a partir de ahora y lo mismo el equipo".

En el encuentro restante Norwich empató 1-1 con Swansea. Swansea se puso en ventaja a los 12 minutos con un gol de Nathan Dyer, y Gary Hooper empató a los 45.