Cuatro civiles murieron en la detonación de bomba al lado de una carretera en el este de Afganistán, informó el Ministerio del Interior afgano.

En un comunicado, el Ministerio indicó que la explosión se registró el domingo por la mañana en el distrito Shegal de la provincia de Kunar. El ataque dejó también un herido.

Un agresor suicida atacó la oficina del servicio de inteligencia en la vecina provincia de Nangarhar el domingo cerca de la frontera con Pakistán, hiriendo a tiros a un guardia antes de detonar su carga de explosivos, de acuerdo con Ahmad Zia Abdulzai, vocero del gobierno provincial. El portavoz agregó que dos funcionarios del servicio de inteligencia resultaron heridos y el edificio sufrió daños en la explosión.

Ningún grupo se ha adjudicado los ataques, si bien el Talibán realiza frecuentemente detonaciones de bombas al lado de carreteras y atentados suicidas contra fuerzas afganas y de la OTAN y oficinas gubernamentales en el país.