Un grupo de hombres armados irrumpió en el hogar de un empleado del gobierno en un pueblo al norte de Bagdad y mató al hombre y a su familia, informaron autoridades iraquíes.

La policía indicó que los agresores usaron armas de fuego con silenciadores para matar a un empleado del Ministerio de Salud, a su esposa, a dos hijos y a su hija de 10 años mientras dormían en su vivienda en Sadiyah el domingo por la mañana. Sadiyah se encuentra a 95 kilómetros (60 millas) al norte de Bagdad. Las autoridades investigan el incidente, pero por ahora desconocen el motivo del ataque y la identidad de los agresores.

Funcionarios de Salud confirmaron el número de muertos en el atentado. Todos los funcionarios hablaron a condición del anonimato porque no tienen autorización para hablar con periodistas.

Al menos 209 personas han muerto en ataques en todo el país en lo que va del mes, de acuerdo con un conteo de The Associated Press.