La policía de Bangladesh abrió fuego el domingo al tratar de frenar a activistas de un partido islamista que protestaban por la ejecución de uno de sus líderes, matando al menos a tres personas e hiriendo a decenas, indicó un médico.

Los hechos violentos se registraron en el distrito Lalmonirhat del norte de Bangladesh mientras el partido Jamaat-e-Islami llevó a cabo una huelga general de todo un día a lo largo del país del sur de Asia tras la ejecución de Abdul Quader Mollah por crímenes de guerra cometidos durante la guerra de independencia de la nación en 1971.

Un médico de un hospital operado por el gobierno en Lalmonirhat, Praful Kumar, dijo que tres hombres murieron por herida de bala tras ser trasladados al hospital después de los enfrentamientos.

Los incidentes suceden en medio de una creciente tensión política. Al menos 24 personas han muerto en enfrentamientos que involucran a activistas de la oposición o a los partidarios del gobierno y la policía desde el jueves, cuando Mollah fue ejecutado.

Su partido argumenta que su muerte fue motivada por cuestiones políticas, mientras que las autoridades aseguran qye fue enjuiciado y sentenciado con apego a la ley.

Bangladesh informó que soldados paquistaníes, ayudados por colaboradores del país entre los que se encontraba Mollah, mataron a tres millones de personas y violaron a 200.000 mujeres durante la guerra de nueve meses contra Pakistán.

El domingo, miles de empresarios marcharon en las calles de Dacca, la capital, y otras ciudades importantes del país exigiendo la paz y el fin de la violencia.

Pese a que Jamaat-e-Islami protestó por le ejecución, muchos de los 160 millones de habitantes de Bangladesh elogiaron al primer ministro Sheikh Hasina por enjuiciar y ejecutar a Mollah.