El vicepresidente Joe Biden dijo el sábado que el Congreso tiene el imperativo moral y económico de ofrecer una vía hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos ilegalmente.

Muchos de ellos, dijo "ya son estadounidenses" ya sea si están aquí legalmente o no. Indicó que los inmigrantes simplemente desean una vida decente para ellos y sus hijos, tal como lo hicieron sus antepasados.

Biden hizo las declaraciones el sábado en un discurso ante líderes políticos del estado de Pensilvania reunidos en Nueva York.

Es la segunda ocasión en una semana en que Biden se refiere públicamente al asunto pendiente de inmigración. En una conversación por Internet, el vicepresidente reprochó al presidente de la Cámara de Representantes John Boehner por bloquear una votación sobre el paquete aprobado por el Senado que incluye una vía de acceso a la ciudadanía.

Biden destacó que la mayoría de estadounidenses en ambos partidos respaldan ese proceso para facilitar la ciudadanía.