Autoridades localizaron el sábado los cuerpos de 11 personas, 10 de ellas calcinados, en una zona indígena del sur de México que este año ha visto algunos hechos de violencia, incluido el asesinato de un alcalde.

El procurador de Justicia del estado sureño de Oaxaca, Joaquín Carrillo Ruiz, dijo que los 10 cuerpos calcinados estaban dentro de una camioneta quemada en una vereda de la comunidad de San Juan Mixtepec y que un cadáver más con un disparo en la cabeza fue localizado a unos metros del vehículo.

El funcionario dijo que entre los calcinados se encontraban tres menores y que ninguna de las víctimas había sido identificada.

Dijo que hasta ahora no se conoce quién o quiénes habrían sido los responsables de los hechos.

Localizada a más de 500 kilómetros al sureste de la ciudad de México, San Juan Mixtepec es una comunidad en la zona indígena mixteca de Oaxaca, donde existen altos índices de marginación además de que las autoridades han reportado algunos conflictos por tierras con un poblado vecino.

Apenas en marzo, el alcalde de San Juan Mixtepec, Feliciano Martínez, y un policía municipal murieron cuando hombres armados los emboscaron en un camino de la zona.

El alcalde recibió un disparo en la sien y el policía uno en el pecho. En la zona se localizaron casquillos de fusil AK-47, que en los últimos años ha sido un arma utilizada con frecuencia por grupos del narcotráfico, aunque las autoridades no han señalado hasta ahora si habría sido un homicidio del crimen organizado.